Deporte Internacional

Hamilton, Pérez y los pilotos de la F1, listos para la fiesta en México

El británico Lewis Hamilton, flamante campeón de la temporada 2015 de la Fórmula 1, se mostró listo para vivir un día de fiesta el próximo domingo cuando se corra el Gran Premio de México, donde Sergio Pérez  espera ser un buen anfitrión.

Por México/AFP

Lewis Hamilton, en el Autódromo Hermanos Rodríguez. (Foto Prensa Libre: AP)
Lewis Hamilton, en el Autódromo Hermanos Rodríguez. (Foto Prensa Libre: AP)

“Deberíamos tener champaña, tequila y sombreros en el podio”, dijo Hamilton este jueves en conferencia de prensa en la que estuvo acompañado del local Checo Pérez, los españoles Fernando Alonso y Carlo Sainz, el venezolano Pastor Maldonado y el inglés Will Stevens.

Hamilton, consagrado campeón el pasado fin de semana en Austin, se mostró confiado de quedar en el cuadro de honor por decimaquinta vez en el serial, sin preocuparse por los efectos que sobre su bólido de Mercedes Benz podría tener la altitud de la Ciudad de México a 2.250 metros sobre el nivel del mar.

“Se puede perder carga aerodinámica pero no vamos a perder poder”, anticipó Hamilton quien se mostró listo para tener un domingo plácido en la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez. “No siento presión, voy a disfrutar la carrera. Puede ser un fin de semana de los más impresionantes”, comentó.

Sentado a la izquierda de Hamilton, el mexicano Sergio Pérez dijo estar listo para vivir algo que nunca creyó: correr un Gran Premio en México con la obligación de lucirse ante su gente.

“Siento presión”, admitió el piloto mexicano de Force India pero “es una presión positiva, definitivamente, esto es un sueño hecho realidad”.

Sobre el Autódromo renovado, Pérez se mostró complacido por los buenos comentarios. “Los pilotos están contentos y eso me hace sentir orgulloso. Se ha hecho un trabajo muy bueno en la pista. Vamos a tener una gran carrera”, confió el anfitrión.

Por su lado, Fernando Alonso dijo estar sorprendido porque “la gente de México vive la Fórmula 1 con gran pasión”.

Con relación a la carrera del próximo domingo, el español subrayó que será esencial “la preparación física”  de cada competidor para no acusar los efectos de la altitud de la Ciudad de México.

“Este carrera será un desafío para nuestro motor. Es imposible predecir lo que va a suceder. Ya lo veremos el domingo”, apuntó el piloto de McLaren.

Por su lado, el también español Carlos Sáinz expresó su deseo de mejorar o, al menos emular, el séptimo lugar que logró el pasado fin de semana en Estados Unidos.

“He aprendido mucho en este año. La de Austin ha sido una de mis mejores carreras”, expresó Sainz quien vive su primera temporada en la Fórmula 1 piloteando un monoplaza de Toro Rosso. Sobre el GP de México, el ibérico apuntó que “la pista ofrece nuevas circunstancias, en la recta se pueden dar muchos cambios de posiciones”, habrá que encarar la carrera con “nuevas estrategias”.

De su lado, Pastor Maldonado (Lotus), sostuvo que “esta carrera es muy especial para mí, es muy esperada por todos. Lo voy a disfrutar como si estuviera en casa”.