Deporte Internacional

Laboratorio antidopaje de Río podría perder certificación

El laboratorio antidopaje de Río de Janeiro podría perder su certificación a unos cuantos meses de la realización de los Juegos Olímpicos de verano.

Por Río de Janeiro/AP

Los organizadores de los Juegos Olímpicos deben trabajar en muchas cosas para estar listos para agosto. (Foto Prensa Libre: AP)
Los organizadores de los Juegos Olímpicos deben trabajar en muchas cosas para estar listos para agosto. (Foto Prensa Libre: AP)

La agencia antidopaje de Brasil fue colocada bajo “observación” por la Agencia Mundial Antidopaje  (AMA) en noviembre.

En un comunicado enviado el viernes a The Associated Press (AP), la AMA indicó que la agencia brasileña tiene hasta el 18 de marzo para cumplir con sus normas o “se determinará de inmediato que no cumple con el reglamento” .    

“Esto se debe a problemas porque los reglamentos (de Brasil) no cumplen con el código (antidopaje de AMA)” , agregó el organismo rector.   

Si eso sucede, el laboratorio de Río perdería su acreditación, lo que significa que las miles de muestras que se recopilarán en los Juegos en agosto tendrían que ser enviadas fuera de Brasil para ser analizadas.    

La AMA ya ha suspendido anteriormente al laboratorio brasileño, lo que obligó a que las muestras de la Copa del Mundo de 2014 fuesen analizadas en Suiza. Esa suspensión terminó hace cuatro meses.    

La AMA indicó que se reunió recientemente con las autoridades brasileñas para trabajar en la implementación “del código (antidopaje) en el sistema legal brasileño”.    

El director médico del COI, Richard Budgett, dijo a The Associated Press que cree que es “improbable” que el laboratorio de Río no esté listo para los Juegos Olímpicos. Sin embargo, dijo que hay planes de emergencia en caso de que no se pueda utilizar.    

Una alternativa sería utilizar laboratorios en las Américas, en vez de enviar las muestras a Suiza.     El laboratorio es otro problema para los organizadores de Río, que intentan calmar la ansiedad ocasionada entre atletas y turistas por el brote del virus del zika.