Deporte Internacional

Nadal y Ramos jugarán una final española en Montecarlo

Vigente campeón y en busca de su décima corona, el español Rafael Nadal disputará contra su compatriota Albert Ramos la final del Masters 1000 de Montecarlo, tras imponerse este sábado al belga David Goffin, número 13 del mundo, en dos sets (6-3 y 6-1).

Por AFP / Francia

Rafael Nadal y Albert Ramos se enfrentarán en la final de Montecarlo. (Foto Prensa Libre: Agencias)
Rafael Nadal y Albert Ramos se enfrentarán en la final de Montecarlo. (Foto Prensa Libre: Agencias)

El partido se vio afectado por un error del árbitro, Cedric Mourier, en el primer set que aprovechó Nadal y provocó los abucheos del público.

Goffin, que eliminó a Novak Djokovic en cuartos, acababa de lograr el sexto juego del partido (4-2) por un fallo de Nadal. Como el vídeo demostró, la pelota cayó una decena de centímetros por detrás de la línea de fondo de la pista.

Pero el árbitro bajó al terreno para indicar que la pelota de Nadal había golpeado dentro de la arcilla, confundiendo la marca con otra anterior, lo que causó el enfado de Goffin, quien terminó por ceder el juego.

Hundido tras el error

El belga, que no pudo reclamar el ojo de halcón porque no se utiliza en tierra batida, no fue capaz de recuperarse anímicamente, logrando únicamente un juego más, ante un Nadal que creció en su tenis tras el error del árbitro.





En la segunda manga el español superó con facilidad a su rival, quien se negó a dar la mano al juez de silla al término del encuentro.

“Si una bola cae en mi lado puedo decir si es buena o no, pero estaba a 20 metros”, dijo el español sobre el incidente que cambió el curso del duelo.

“Estaba al 110% al principio. Tuve que hacer muchos esfuerzos para guardar esta intensidad. Después de esto (el error arbitral) hubiera necesitado pasar página, pero no fui capaz”, explicó Goffin.

“No le ayudó, seguro, pero un punto no cambia todo”, añadió Nadal, que habló con Goffin en los vestuarios pero que no trató la polémica arbitral.

Freno a Pouile

Nadal, séptimo del ránking de la ATP, intentará conquistar el domingo su décimo título en el Principado contra Ramos (24º), que ganó a la gran esperanza del tenis francés Lucas Pouille  (17º) por 6-3, 5-7 y 6-1, en dos horas y cuarto.

Ramos, de 29 años, se encuentra en gran estado de forma. Cuartofinalista en la pasada edición de Roland Garros, fue subcampeón en Bastad 2016 y finalista en Sao Paulo este año.

“Es un muy buen jugador que está en plena forma y juega muy bien en este momento”, dijo Pouille sobre su rival.

Con este triunfo, el tenista se sacó una espina al vencer al galo, quien lo ganó en los cuartos de final del torneo de Auckland en 2015.

Sensación en Mónaco, Ramos ganó al británico Andy Murray, número uno del ránking ATP, en octavos y al croata Marin Cilic (8º) en cuartos.

Se trata del primer duelo español en la final del torneo del Principado desde 2011 cuando Nadal se impuso al alicantino David Ferrer. Antes, Juan Carlos Ferrero derrotó a Carlos Moyá en la final de 2002, y Nadal también lo hizo lo mismo contra Fernando Verdasco en 2010.