Deporte Internacional

Patriots exhiben sus 4 trofeos, antes de inaugurar campaña

Todo estaba listo para que los Patriots celebraran su cuarto título del Super Bowl, en el partido inaugural de la campaña. Los cuatro trofeos Vince Lombardi estaban en el campo.

Por Estados Unidos/AP

Archivado en:

NFL Patriots Super Bowl
Juegos artificiales fueron parte del show. (Foto Prensa Libre: AFP)
Juegos artificiales fueron parte del show. (Foto Prensa Libre: AFP)

Un cuarto banderín conmemorativo se develó en la fachada del estadio. Tom Brady daba instrucciones a sus compañeros. Y el asiento del comisionado de la NFL, Roger Goodell, estaba vacío.

Los Pats dejaron en el pasado el escándalo de los balones desinflados para concentrarse en comenzar la defensa de su título este jueves. Antes, realizaron una ceremonia en la que abundaron las banderas y la pirotecnia, y en la que se colocaron en un lugar destacado los cuatro trofeos refulgentes.

Los primeros tres fueron portados por legendarios integrantes del equipo. El dueño Robert Kraft se encargó de cargar el cuarto trofeo. Y mientras ello ocurría, se desplegó en el campo un pendón con una imagen del Vince Lombardi.

En la tribuna que se yergue en el lado sur del estadio, se mostró el banderín de 2014, junto a los de 2001, 2003 y 2004. La ceremonia dejó atrás siete meses de confusión, que comenzaron la última vez que el equipo había jugado en el Foxborough, en la final de la Conferencia Americana ante Indianápolis.

Poco después de apabullar a los Colts por 45-7, los Pats fueron acusados de emplear en ese partido varios balones inflados intencionalmente a menos presión que la reglamentaria.





Vino luego uno de los capítulos más extraños en la historia de la liga deportiva más poderosa del país. La telenovela se prolongó durante el Super Bowl y llegó hasta la semana pasada. Se imprimieron cientos de páginas de reportes de investigación y transcripciones de la corte, y se generaron millones de dólares en horas de trabajo para los abogados de ambas partes.

Al final, un juez federal anuló la suspensión de cuatro partidos que Goodell le había impuesto a Brady, y dio el visto bueno para que el quarterback jugara el jueves.

Cuando Brady apareció, fue ovacionado por los fanáticos, ninguno de los cuales pareció perder un gramo de entusiasmo por la lluvia. Entró al campo poco después, para la primera serie ofensiva de los Patriots.

“Brady”, comenzó a corear la muchedumbre, hasta que el mariscal hizo una señal, pidiendo que el ruido se moderara a fin de que sus compañeros pudieran oír las indicaciones. Lo importante volvió a ser el partido.