Deporte Internacional

Tras el escándalo de Río, Lochte participará en un reality show en EE. UU.

El nadador estadounidense Ryan Lochte tratará de pasar la página de sus borracheras nocturnas durante los Juegos Olímpicos de Río, que le costaron lucrativos contratos publicitarios, concurriendo al reality show televisivo “Dancing with the Stars”.

Por Washington/AFP

Ryan Lochté afirma que quiere cerrar el capítulo del escándalo de Río de Janeiro. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Ryan Lochté afirma que quiere cerrar el capítulo del escándalo de Río de Janeiro. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Lochte, de 32 años, está entre las 13 celebridades inscritas para participar en el popular programa de televisión, que inicia su nueva temporada el 12 de septiembre, confirmó este martes la cadena ABC.

“¡Estoy sacando mis zapatos de baile para la temporada 23 de #DWTS!”, tuiteó Lochte.





Entre los participantes también estarán la gimnasta y medallista de oro Laurie Hernandez, el rapero Vanilla Ice, el exgobernador de Texas Rick Perry y la actriz Maureen McCormick.

La estrella de futbol americano Calvin Johnson, el protagonista de realitys Amber Rose y el piloto de la categoría Indy James Hinchcliffe también estarán en el programa.

Lochte utilizó los anuncios de su concurrencia al show para insistir en que lamenta el “gran error”  que cometió en Río.

Las autoridades brasileñas lo acusaron la semana pasada de falso testimonio por haber denunciado un robo que no padeció durante los Juegos Olímpicos. Lochte ya había dejado el país cuando se le formularon los cargos.

El medallista de oro declaró en Río que él y tres compañeros de equipo habían sido asaltados a la salida de una fiesta nocturna por personas que fingieron ser policías, cuando en realidad nada de eso había ocurrido. Lochte y sus compañeros simplemente querían ocultar que habían pasado la noche con mujeres.

Speedo y Ralph Lauren, entre otros, suspendieron todos los contratos que tenían como patrocinadores de Lochte, quien aún puede ser objeto de sanciones disciplinarias de la federación estadounidense de natación y del Comité Olímpico Internacional.