Deporte Nacional

Atletas de Alto Rendimiento tienen prohibido embarazarse

Indignación es la palabra que define el sentimiento de la mayoría de atletas nacionales becadas por el Comité Olímpico Guatemalteco (COG) al recibir el contrato del 2015, el cual les prohíbe embarazarse.

Por Jeniffer Gómez

El artículo 14 del capítulo 8 del contrato emitido por la institución presidida por Gerardo Aguirre es claro al indicar que la beca de atletas en período de gestación “se congelará hasta que reanuden sus sesiones de entrenamiento”.

El malestar entre las deportistas de alto rendimiento es casi palpable por este cambio radical que les afecta de manera directa y que las hace sentirse desamparadas y hasta discriminadas por el COG.

Durante la gestión de Sergio Camargo este no había sido un problema, gracias al programa Atleta Madre, que tenía como objetivo apoyar a las deportistas en su proceso de gestación y alumbramiento, manteniéndoles la beca económica completa y seguro médico hasta 21 meses después.

Sin embargo, una de las afectadas indicó que, sin haber firmado el contrato y sin habérsele notificado, ya no recibe el soporte económico, por estar embarazada.

Actualmente las atletas Déborah Antillón —triatlón—, Jamy Franco —marcha— y María Dolores Castellanos —karate— están en período de gestación y su compensación económica de parte del Comité es nula, así como el seguro médico.

  • Q26 millones al año es el presupuesto aprobado por la Asamblea del COG para el programa Retención de Talento.

Desamparadas

Franco y Castellanos, actuales campeonas panamericanas —Juegos de Guadalajara 2011—, forman parte del programa por sus éxitos deportivos.

A pesar de esto, la incertidumbre se ha apoderado de ellas y las ha hecho cuestionarse sobre su maternidad, pues este es el único ingreso económico que tienen, debido que se dedican a tiempo completo a su disciplina.

“Estoy en desacuerdo. Yo me reuní con el Comité en noviembre del año pasado y se firmó que se me seguiría pagando por un año. Luego llamé a la Federación de Triatlón y me informaron sobre una nota que les llegó del COG en la que decía que ya no se me apoyaría más económicamente”, expresó Antillón.

Sin embargo, la triatleta dijo haberse comunicado con Karen Pérez, de la jefatura de administración de programas para el éxito deportivo, quien le informó que se le quitaría el 40 por ciento del aporte.

“No me han pagado nada, hasta que firme el nuevo contrato, pero como no estoy de acuerdo, aún no lo he hecho y me estoy asesorando para saber cómo proceder”, indicó.

Quien también se mostró molesta con la situación fue la karateca Castellanos, quien aseguró que está desconcertada por las decisiones que ha tomado el Comité Olímpico.

“Estoy en total desacuerdo y pienso que es injusto e inhumano que nos desamparen de esta manera”, refirió Castellanos, quien además aseguró que a pesar de no haber firmado el contrato no ha recibido la compensación económica.

Mientras que Franco, de marcha, prefirió no comentar, para evitar represalias.

Código de trabajo

Según el inciso C del artículo 151 del Código de Trabajo de Guatemala, se prohíbe a los patronos “despedir a las trabajadoras que estuvieren en estado de embarazo o período de lactancia, quienes gozan de inamovilidad”.

Aunque el abogado laboralista Augusto Valenzuela explicó que el documento emitido por el COG no es un contrato laboral, sino mercantil, “sería ideal que tuvieran el apoyo, en virtud de ser un derecho humano, pues la familia es la base de la sociedad”.

El artículo agrega: “Salvo que por causa justificada originada en falta grave a los deberes derivados del contrato, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 177 de este Código. El patrono debe gestionar el despido ante los tribunales de Trabajo, para lo cual deberá comprobar la falta y no podrá hacer efectivo el mismo hasta no tener la autorización expresa por escrito del Tribunal”.

“No hablo solo por mí. Es totalmente injusto para todas las mujeres atletas están indignadas con esto”, María Castellanos

Como afirmó Valenzuela, es un tema controversial que pasa más por lo humano que por lo jurídico. “Todas las mujeres tienen derecho a embarazarse y no quedar desamparadas”, aseguró el abogado.

Falta de Planificación

El presidente del Comité Olímpico Guatemalteco (COG), Gerardo Aguirre, expuso su versión sobre los contratos, la cual contradice a las atletas, pues aseguró que la beca no se congelará en su totalidad y que ellas ya han sido notificadas.

Aguirre también apela a que quien firma este convenio se compromete a dedicarse y prepararse.

“El atleta decide dedicarse a su preparación deportiva. Si el atleta firma un convenio para dedicarse y prepararse, asume la responsabilidad, y creo que incluso la parte de quedar embarazada o no es un tema que debe planificarse”, afirmó el dirigente.

Gerardo Aguirre hizo énfasis en que el artículo 14 y capítulo 8 del convenio fueron aprobados por una comisión del Programa Retención de Talentos y no por el Comité Ejecutivo del COG.

“Hace una semana más o menos, el Comité Ejecutivo analizó este tema y se va a tratar de alivianar el asunto, para que no sea algo totalmente violento. La beca se estaría reduciendo en 40 por ciento, por el hecho de que el atleta no haya participado en eventos y que al siguiente año se incorporen”, explicó.

Aunque las atletas afirmaron no haber recibido  notificación al respecto, Aguirre aseguró  que ellas ya lo saben y que solo falta hacerlo por escrito. Además refirió que el seguro médico se ha mantenido y que lo principal es que las deportistas planifiquen sus embarazos para cuando no tengan competencias del ciclo olímpico.