Deporte Nacional

Castellanos: campeona, desamparada

Jesucito y Ángelito son quienes iluminan la vida de la campeona panamericana de karate María Dolores Castellanos, quien lamenta el inexistente apoyo económico de parte del Comité Olímpico Guatemalteco (COG) en los últimos meses y de la Federación Nacional de Karate.

Por Jeniffer Gómez

María Dolores Castellanos, durante Guadalajara 2011 (Foto Prensa Libre: hemeroteca pl)
María Dolores Castellanos, durante Guadalajara 2011 (Foto Prensa Libre: hemeroteca pl)

“Tengo cuatro meses de no recibir ni un solo centavo, no me han dado nada y he tenido que prestar dinero porque no tengo nada, y como también despidieron a mi esposo —entrenador cubano José Miralles—, estamos en una situación difícil”, relató Castellanos, quien el 2 de abril dio a luz a su segundo hijo, Ángel.

Castellanos es una de las atletas perjudicadas por el artículo 14, capítulo 8 del convenio del COG, en el cual se remarca la congelación de la beca para atletas que están en período de gestación.

Sin dinero

A pesar de que Gerardo Aguirre, presidente de la entidad deportiva, dijo el 10 de marzo que se haría un nuevo contrato para no congelar el total de los ingresos a las deportistas —la beca se reduciría en un 40 por ciento—, Castellanos asegura que no ha recibido nada, por lo que no tiene ingresos económicos.

“Nosotros pusimos un recurso de revocatoria en el Comité, el 19 de marzo, y nunca me respondieron ni llamaron. Mi abogada me asesoró para poner un amparo, el cual me otorgaron, pero el Comité Olímpico apeló y ahora estamos en espera”, afirmó.

La karateka se consagró campeona de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, en la división de +68 kilos.

José Miralles, esposo de Castellanos y entrenador de esa disciplina que laboraba en la Federación Nacional de Karate, fue despedido en febrero último sin ninguna explicación.