Deporte Nacional

Díaz: "La experiencia más grande no fue haber roto el récord mundial, fue el apoyo de la gente"

El atletismo y el decatlón es su mayor pasión en la vida y en cada una de sus etapas, la máxima satisfacción de Ángel Díaz es representar a Guatemala y obtener resultados favorables que engrandezcan el deporte nacional. 

Por Gloria Cabrera / Guatemala

El guatemalteco Ángel Díaz ha destacado en el Decatlón Máster. (Foto Prensa Libre: COG)
El guatemalteco Ángel Díaz ha destacado en el Decatlón Máster. (Foto Prensa Libre: COG)

Díaz que el fin de semana recién pasado impuso un nuevo récord mundial en la categoría Máster 55, empezó a practicar el deporte de manera profesional desde los 17 años, su buen nivel y compromiso lo hizo competir por el país en varios eventos a escala nacional e internacional, siendo la participación en los Juegos Olímpicos de 1984 uno de los que con más cariño recuerda.

En el 2006 regresó de llenó al atletismo master, compitiendo en varios campeonatos, su evento favorito es el decatlón, pero la exigencia que requiere el deporte solo ha podido competir en dos torneos internacionales. En Perth en el Campeonato Mundial Master de Atletismo en el que  ganó la medalla de oro y en la Stendaler Hans Hanse-up en Alemania, en la que impuso el nuevo récord mundial.

Ángel Díaz

“El evento que más me gusta es el decatlón, por ser tan complejo, la diversidad técnica que requiere, siempre me ha fascinado, pero por experiencia en la categoría master, casi no practicó el decatlón regionalmente porque el nivel es muy bajo, ya que no mucha gente hace este deporte”, 

En Europa el decatlón es uno de los más competitivos y la exigencia que requiere es muy alta para los atletas, donde varios intentaron romper récords pero solo Díaz y otro más lo lograron.

“Competimos varias personas con el mismo objetivo. No creí que fuera a romper el récord, porque en los primeros eventos no me fue nada bien, fue hasta el último momento donde unos amigos alemanes calcularon el porcentaje de puntos que llevaban y cuanto necesitaba para romper la marca. Por ello di todo en el último evento, el apoyo que me dieron en Alemania fue una experiencia muy bonita”, comentó Díaz.

“La experiencia más grande no fue haber roto el récord mundial, ni competir en otra decatlón, lo que me dejó el mejor sabor de boca, fue el apoyo de la gente. Tienen otra ideología de lo que es el deporte, aunque casi no me conocían me apoyaron muchísimo y era algo que no me esperaba”, agregó el atleta.

Aunque la preparación para este evento fue muy corta, ya que tuvo que reposar luego de la lesión sufrida a inicios de noviembre en Perth, lo hizo de lunes a domingo, de manera ordenada y completa, pues estaba muy concentrado ya que su objetivo siempre fue romper el récord.

Díaz seguirá preparándose y aunque la exigencia del decatlón no le permite competir tan seguido como quisiera, seguirá dando lo mejor de en las pruebas individuales.