Deporte Nacional

El sueño del número uno del mundo, Christian Wever

Desde que era niño, Christian Wever Gordillo soñó con representar a Guatemala y ganar una medalla en Juegos Olímpicos, y ahora que el karate do ha sido incluido en el máximo evento, su sueño podría convertirse en una realidad.

Por Gloria Cabrera / Guatemala

Christian Wever se define como una persona disciplinada que trabaja duro, es persistente, no se rinde y lucha por sus metas. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
Christian Wever se define como una persona disciplinada que trabaja duro, es persistente, no se rinde y lucha por sus metas. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

La experiencia y disciplina adquirida durante 15 años de practicar este arte marcial son su fortaleza, que además lo han llevado a convertirse en el número uno del mundo en la categoría juvenil de  -68 kilogramos.

De la mano de sus padres, Jorge Luis e Isabel, a los 3 años se inició en el deporte y es su principal objetivo el que canalizará sus energías. Al poco tiempo de practicar  karate, esta disciplina se convirtió en su estilo de vida.

“El karate es algo que Dios puso en mi vida y no me ha aburrido. He tenido la oportunidad de competir en varios campeonatos nacionales e internacionales y así pude ir escalando poco a poco. Con el apoyo de mi entrenador —Guido Francisco Abdalla— he llegado hasta donde estoy ahora”, afirmó Wever.

“El ganar mi primer oro panamericano me cambió la vida. Estar en ese podio  y escuchar el himno nacional me eriza la piel  con tan solo recordarlo”.

Christian Wever,  karateca nacional

El atleta considera que  cada competencia le ha dejado una enseñanza, especialmente cuando ha perdido, pues de  ellas obtiene el mejor aprendizaje para, en futuras competencias, pueda corregir lo que se hizo mal.

Año de cambios

El 2017 será sin duda  un año de cambios para Wever, pues cumplirá 18 años el próximo 29 de marzo, lo que le abre las puertas para competir en el ciclo olímpico, además de seguir en la categoría juvenil, y le genera muchas expectativas y deseos de superación.

Los Juegos Centroamericanos que se disputarán en Nicaragua en diciembre próximo son una de las principales metas, pues significaría su primer evento en el Ciclo Olímpico —Managua 2017 a Tokio 2020—.

Además buscará la única medalla juvenil que le hace falta, en el Mundial de Karate Do, que se desarrollará en Tenerife, España, del 26 al 29 de octubre, y los eventos panamericanos, tanto juvenil como mayor.

El Ciclo Olímpico apenas está por iniciar, y eso  alimenta más el deseo de Wever de seguir luchando por alcanzar su meta  de participar en todas las competencias   que  comprende,  especialmente en Tokio 2020.

El tatami es su sitio preferido, y aunque su preparación es cada vez más exigente, combina los entrenamientos físicos, tácticos y psicológicos con sus estudios, así como su vida familiar y social.

El karateca afronta su compromiso de ser un deportista de alto rendimiento y representar a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
El karateca afronta su compromiso de ser un deportista de alto rendimiento y representar a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)