Deporte Nacional

Érick Samayoa desafiará a los potentes vehículos de la GT1

Ilusionado y con el optimismo al tope, el piloto guatemalteco Érick Samayoa está listo para competir contra los mejores en el Gran Premio BAM y la primera jornada de la potente categoría GT1.

Por Francisco Sánchez / Guatemala

Érick Samayoa conducirá este fin de semana su Audi RS5 en el Autódromo Pedro Cofiño. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
Érick Samayoa conducirá este fin de semana su Audi RS5 en el Autódromo Pedro Cofiño. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

Su auto, el desafiante Audi RS5 V8, de 4 mil 800cc y 550HP luce impecable. Solamente hace falta que  reciba los últimos retoques para que Samayoa lo haga rugir sobre la pista.

El experimentado conductor tendrá enfrente ni más ni menos que a los ágiles y compulsivos pilotos nacionales Carlos Zaid, Andrés Lush Saravia, José Iturbide, Mauricio Roque y a los hermanos Adán y Gabriel Ramos, entre otros.

“Espero que esta sea la fecha en que mi carro sea lo más constante y que responda sobre la pista. Enfrentaré a reconocidos pilotos y confío en hacer un buen papel”, expresó Samayoa.

El piloto, que además compite y marcha en la primera posición de la categoría Super Sport, explicó que han tenido que trabajar arduamente con su Audi en el Autódromo Pedro Cofiño.



Presentación del GP BAM-Mobil que se disputa el domingo en el @autodromogt #automovilismo #autodromopedrocofiño #car

Una publicación compartida de Speed Addiction (@speed_addictiongt) el



“Hemos trabajado durante casi todo el período de vacaciones en el vehículo. Nos costó mucho tenerlo listo para la carrera, pero ahora está en óptimas condiciones”, explicó.

Samayoa espera dar la sorpresa en la que será tercera vez que compita en la categoría más rápida del campeonato.

“Ahora competiré en un auto al que se le colocó motor y caja de velocidades nueva. Es una de las grandes oportunidades para poder estar entre los primeros lugares”, refirió Samayoa.

Los autos de la GT1 son veloces y alcanzan velocidades de hasta 300 kilómetros por hora, pero  el trazado de   la pista del Autódromo solo permite desarrollar entre 200 y 205.