Deporte Nacional

Escasa acción de legionarios, Jerez fue quien más jugó

Rodrigo Saravia seleccionado Sub 23, fue elegido por la MLS, junto a otros 58 universitarios para probar sus destrezas.

Por Edwin Fajardo

El portero Ricardo Jerez se convirtió en capitán de Alianza Petrolera y su equipo de forma histórica llegó a cuartos de final en Colombia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El portero Ricardo Jerez se convirtió en capitán de Alianza Petrolera y su equipo de forma histórica llegó a cuartos de final en Colombia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Basta  con  los dedos de la mano  para enumerar a los futbolistas guatemaltecos que militaron fuera de las fronteras en el año recién finalizado, quienes además no pudieron acumular una importante cantidad de minutos para sobresalir.

El mercado de piernas de la Major League Soccer (MLS) fue el que más importó el talento guatemalteco, al hacerse de los servicios del volante Marco Pappa —Seattle Sounders—, Moisés Hernández —Dallas— y Elías Enoc Vásquez —Real Salt Lake—.

Sin embargo, ninguno de los tres se convirtió en su escuadra en  indiscutible titular y despidieron la campaña sin ritmo.

Quien sí experimentó todo lo contrario fue el guardameta Ricardo Jerez Figueroa. Amo absoluto de la cancerbería del Alianza Petrolera, del futbol colombiano.

El espigado arquero cerró su tercer año de forma fantástica con la máquina aliancista. Fue uno de los claros estandartes para que su equipo clasificara por primera vez a la postemporada, donde fueron eliminados por Independiente de Medellín.

El exportero de Marquense jugó 19 partidos  en la recién concluida Liga Águila,  entre clasificación y liguilla, permitiendo 17 goles, hecho que le valió para convertirse en  el segundo mejor guardameta de Colombia.

Stefano Cincotta, del Chemnitzer de la tercera división alemana; Minor Ignacio López, del Atlético CP, de la segunda categoría portuguesa, y Juan José Chang, del Canterbury United, de Nueva Zelanda, son otros de los guatemaltecos que exportan su futbol.