Deporte Nacional

Fuego Maya motiva a golfista guatemalteco Pablo Acuña

Las imágenes y las estrategias siempre las ha trabajado en su mente. Desde ese escenario el golfista guatemalteco Pablo Acuña ha recorrido la alfombra verde de los campos de golf  siempre en busca del  mejor tiro.

Por Carlos Vicente

Pablo Acuña espera pasar el corte del Stella Artois Open para pelear la fase final del torneo. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza).
Pablo Acuña espera pasar el corte del Stella Artois Open para pelear la fase final del torneo. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza).

Pero esa sensación que eleva la adrenalina antes de un torneo es un factor que prefiere evitar a sus 33 años.

A pocas  horas para de comience el Stella Artois Open —tercer torneo de la temporada 2017 del PGA Tour Latinoamérica—, el golfista profesional no se desvive por un certamen que tiene la marca de best seller del golf para Guatemala, y lo hace para no caer en la ansiedad, su peor enemigo en sus ocho años de carrera.

Eso  es parte de su estrategia, según Acuña, de cara al compromiso  que inicia mañana con el Proam —juego entre aficionados y profesionales—.

“Mi estrategia es un poco distinta. En otros años me he ido desde, lunes a entrenar. Ahora trato de preparar mi juego y mi cuerpo, paralelo al torneo. Voy a llegar a practicar mañana. Es un campo que conozco”, indicó el profesional.

El guatemalteco espera caminar sereno en el  campo Fuego Maya, de La Reunión.  “Es importante para mí mantenerme encapsulado en mi estrategia y no caer en una presión adicional, sino estar concentrado. No quiero entrar en la ansiedad de los resultados”, explicó.





El open que ganó recientemente en Hacienda Nueva le demostró  en qué nivel está su juego, y es algo que lo motiva.

El trabajo físico, mental y técnico que ha trabajado con su equipo  al parecer surte efecto y fue  fundamental en el último triunfo.

Sin embargo, tiene claro que el campo de La Reunión cuenta con varios hoyos que se  le han complicado. 

“Allí he cometido varios errores en años anteriores que me han costado caro. Mi juego esta vez será distinto. Llego con un poco más de velocidad en mi swing —movimiento del golfista al  golpear la pelota—, lo cual me permitirá jugar en otro campo”, expresó.

También explicó que si está errático en el drive —primer golpe de larga distancia desde la salida de un hoyo—, está mal en todo y es algo que quiere evitar.