Fútbol Internacional

Brasileño Oscar llega a Shanghai para jugar en el futbol chino

El futbolista brasileño Oscar aterrizó este lunes en Shanghai donde el internacional de 25 años jugará en el SIPG después de que el club chino pagase al Chelsea 71 millones de euros, el mayor traspaso en la historia del fubol asiático.

Por Shanghai/AFP

El futbolista brasileño Oscar es recibido por aficionados en el aeropuerto Pudong de Shanghai. (Foto Prensa Libre: AFP).
El futbolista brasileño Oscar es recibido por aficionados en el aeropuerto Pudong de Shanghai. (Foto Prensa Libre: AFP).

Decenas de aficionados recibieron con cánticos al brasileño en el aeropuerto Pudong de Shanghai.

Oscar llega a la Super League china pocos días después de que se anunciase el fichaje de otra estrella sudamericana, el argentino Carlos Tevez, que dejó Boca Juniors para jugar en el Shanghai Shenhua con un contrato de 76 millones de euros en dos años, convirtiéndose en el futbolista mejor pagado del mundo.

El director general del SIPG desmintió este lunes a los medios estatales el peligro de un estallido de la burbuja en el pujante futbol chino, asegurando que se tienen que ofrecer cantidades de dinero mayores para que los futbolistas abandonen el futbol europeo con destino a China.

“La liga se está desarrollando y por supuesto lo hará a través de diferentes etapas”, declaró Sui Guoyang a la  AFP, después de escoltar a Oscar en su salida del aeropuerto.





“Creo que a partir de ahora la Super League china será más sana y más normal”, añadió.

Oscar se unirá en el Shanghai SIPG a su compatriota Hulk, que en julio pagó 55,8 millones de euros al Zenit San Petersburgo, en lo que era hasta entonces el mayor traspaso del fútbol chino. Ambos estarán a las órdenes del entrenador portugués Andre Villas-Boas.

Los clubes de la Super League han gastado más de 400 millones de euros por la compra de jugadores en 2016, tras la petición del Gobierno chino a convertir el país en una superpotencia en el fútbol hasta el 2050.

Los equipos chinos están buscando jugadores de clase mundial, que acepten sacrificar sus carreras europeas por un campeonato mucho menos prestigioso pero lucrativo.

Muchos han cedido a la rica llamada china: Ramires (del Chelsea, de 29 años), Alex Teixeira (del Sakhtar Donetsk, de 26 años), Jackson Martínez (del Atlético Madrid, de 30 años) y Ezequiel Lavezzi (del PSG, de 31 años).