Fútbol Internacional

Brasil-Serbia por la gloria del Mundial Sub-20, Mali-Senegal por el bronce

La Copa del Mundo Sub-20 de Nueva Zelanda-2015 se cierra el sábado (viernes por la noche) en Auckland con la gran final que protagonizan el pentacampeón mundial Brasil y Serbia, en el estadio North Harbour, donde se disputará como aperitivo el choque ciento por ciento africano por el tercer puesto entre Mali y Senegal.

Por Auckland/AFP

El portero de Brasil Jean (Verde) consuela al portero senegalés Ibrahima Sy  tras el partido de semifinales entre Brasil y Senegal en el Mundial de futbol sub-20. (Foto Prensa Libre: EFE)
El portero de Brasil Jean (Verde) consuela al portero senegalés Ibrahima Sy tras el partido de semifinales entre Brasil y Senegal en el Mundial de futbol sub-20. (Foto Prensa Libre: EFE)

El plato fuerte de la jornada tiene como menú principal una cita con la gloria y la historia, cuando los brasileños busquen su sexta corona planetaria que los coloque al tope del palmarés junto a Argentina, y los serbios luchen por su primer cetro como país independiente.

Tras la final, se realizará la ceremonia de premiación, en la que se anunciarán los ganadores de los premios individuales (Balón de Oro, Botín de Oro, Guante de Oro y Premio Fair Play), pero principalmente se entregará el trofeo que dejó vacante Francia, campeón en Turquía-2013 que sorpresivamente no se clasificó a la cita neozelandesa.

Programación

  • Estadio North Harbour de Auckland:
  • - Partido por el tercer puesto (19:30 horas del Viernes), Mali - Senegal
  • - Final (23 horas del viernes), Brasil - Serbia

En tierra turca no estuvo Brasil, que se ausentó por segunda vez en 20 ediciones, pero ahora volvió con todo y ya se ubicó en la final de forma invicta y con la moral por las nubes después de aplastar 5-0 a Senegal en semifinales, destapándose, con doblete de Marcos Guilherme incluido, tras ganar dos series por penales en octavos (5-4 a Uruguay) y cuartos (3-1 a Portugal) en instancias en las que no había logrado anotar.

Además, su portero Jean mantiene una imbatibilidad de 502 minutos, por lo que el presente le otorga cierto favoritismo a la Canarinha. “Eso nos da confianza para la final”, reconoció el seleccionador brasileño Rogerio Micale.

Pero, por historia, la camiseta verdeamarela también tiene más peso específico que la serbia. Los brasileños disputarán su novena final desde aquella vez que logró su primer título en México-1983 y de todas ellas cuatro han sido contra contrincantes europeos, con un saldo de tres victorias (dos contra España y una ante Portugal) y una derrota (Portugal en 1991, por penales).

“Estar en la final es un sueño que comenzó con la preparación y hoy tenemos la posibilidad de concretarlo. Vamos a empeñarnos al máximo, el equipo va a seguir con la determinación que ha demostrado contra un equipo que tiene gran potencial”, comentó Micale.

Pero enfrente Serbia está llena de ilusión. “Necesitamos mejorar en el aspecto físico, pero mis chicos lo están haciendo muy bien aquí y están haciendo historia para su selección y su país”, afirmó el seleccionador Veljko Paunovic, recordando que su elenco ha disputado tres alargues para llegar a la final: 2-1 a Hungría en octavos, 6-5 por penales ante Estados Unidos tras 0-0 en cuartos y 2-1 contra Mali en semifinales.

Paunovic confía en estos muchachos campeones de Europa Sub-19 en 2013 que han formado la base de su selección mundialista Sub-20 en busca del primer título Fifa para su nación, que tiene como antecedente en esta categoría el título logrado por la desaparecida Yugoslavia en Chile-1987.

Mali quiere bronce y vengarse de Senegal

Como aperitivo de la final, por el último escalón del podio, Senegal y Mali quieren finalizar el torneo con una sonrisa y sin las manos vacías tras vestirse de revelaciones en Nueva Zelanda-2015.

Para Senegal, vigente subcampeón africano que juega la Copa del Mundo de la categoría por primera vez, el premio consuelo se presenta como un regalo divino para limpiar su imagen después del duro traspié con Brasil (0-5).

El partido tendrá un sabor especial a revancha para Mali, que en las semifinales del Campeonato de África de Naciones Sub-20, disputado en marzo en Senegal, el anfitrión le ganó 2-1 y le cortó su paso hacia la final, que posteriormente ganó Nigeria.

Asimismo, Mali ya conoce lo que es ganar esa medalla de bronce, que conquistó en el Mundial de Nigeria-1999 cuando venció en el partido por el tercer puesto a Uruguay, aunque eso sucedió hace ya 16 años y es hora de volver a subir al podio.