Fútbol Internacional

Cinco partidos imprescindibles del fin de semana

El derbi milanés, la visita del Bayern a Leverkusen, la salida más complicada del Porto, un Manchester United-Chelsea de alta tensión y el choque entre los históricos Marsella y Saint Etienne conforman los partidos imprescindibles del fin de semana. 

Por EFE / Madrid

El derbi de Milán es uno de los juegos más esperados de este fin de semana. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El derbi de Milán es uno de los juegos más esperados de este fin de semana. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

INTER-MILÁN: UN NUEVO CUENTO CHINO (Sábado, 4:30 AM)

Ya no se trata de un Mazzola vs Rivera, como en los años 60, ni de un duelo entre alemanes (Brehme, Matthus, Klinsmann) y holandeses  (Rijkaard, Gullit, Van Basten). Ahora, se habla de Zhang contra Li.

El denominado Derby della Madonnina -en referencia a la estatua de la Virgen María que preside el Duomo- ha pasado a ser una cuestión china, después de que el jueves Silvio Berlusconi completase la venta del Milán a un consorcio empresarial de ese país, algo que ya hizo el Inter antes de que comenzase la temporada.

En horario de máxima audiencia (en China), con todo vendido, Inter y Milán revivirán otro apasionante derbi, pese a que sus expectativas ahora pasan por lograr una plaza en la previa de la Liga Europa.

BAYER LEVERKUSEN-BAYERN MÚNICH: EL PELIGRO DEL “SANDWICH CHAMPIONS”  (Sábado, 10:30 am)

En los últimos tres años, el Bayern no ha ganado más que tres de los seis partidos de Bundesliga que ha disputado entre dos encuentros de una eliminatoria Champions.

Ahora, zarandeado por el Real Madrid en el Allianz y de nuevo sin Robert Lewandowski -que aunque se recupere físicamente se pierde el partido por acumulación de amonestaciones- el Bayern afronta una incómoda visita al Bay Arena, para enfrentarse a uno de los equipos que peor se le dan del campeonato, al que no gana los dos encuentros de Liga desde la temporada 2008-09. Y ya ganó con sufrimiento en Múnich por 2-1.

La amplia renta sobre el segundo  (10 puntos) y el inminente partido de vuelta en Madrid, pueden decantar a Carlo Ancelotti por sacar un equipo B, pero un nuevo tropiezo también puede afectar a la moral del campeón bávaro en vísperas de su encuentro más importante de la temporada.

BRAGA-PORTO: LA SALIDA MÁS COMPLICADA DE LOS DRAGONES (Sábado, 13:30 PM)

El Porto de Iker Casillas tiene en Braga la salida más complicada en lo que le resta de curso. En ese final perfecto que ha ideado el técnico Nuno Espíritu Santo para conquistar el título, el Sporting de Braga es la principal amenaza, el único de los seis rivales que le aguardan que está en puestos europeos.

Como ya la temporada pasada le arrebató la Copa de Portugal en la tanda de penaltis y, en diciembre, no pudo más que derrotarle con un gol en el minuto 95 de un juvenil  (Rui Pedro), el Porto espera un encuentro áspero, que comienza marcado por la polémica; de los 6.500 seguidores de los “dragones”  dispuestos a desplazarse los 57 kilómetros que separan ambas localidades, los “guerreiros” no han dado más entradas más que a 2 mil 500.

MANCHESTER UNITED-CHELSEA: LA ÚLTIMA BATALLA DE MOURINHO (Domingo, 9:00 AM)

Después de perder 4-0 en Stamford Bridge en la Liga y 1-0 en la Copa, también en Londres, el tercer asalto de José Mourinho ante Antonio Conte es vital para el portugués, sobre todo, porque el impacto del exseleccionador italiano en Inglaterra está siendo parecido al que tuvo Mou a su llegada al Reino Unido. Y las comparaciones son odiosas.

El Manchester de Mourinho sabe cómo no perder (21 partidos invicto en Premier), pero le cuesta ganar (12 empates). El Chelsea, que se ha dejado puntos inesperados en el tramo final de un torneo que parecía tener en la mano, necesita un buen resultado para no alimentar las expectativas del Tottenham, que podría cerrar la jornada sólo cuatro puntos por debajo.

MARSELLA-SAINT ETIENNE: POR UN PUESTO EN EUROPA  (Domingo, 13 PM)

La rivalidad entre Marsella y Saint Etienne se remonta a los años en los que ambos luchaban por el título. Ahora, lo hacen por una plaza en la próxima Liga Europa, separados sólo tres puntos  (en el sexto y séptimo puesto) y al acecho del Girondins.

El Velodrome no se le da bien a los verdes, que no ganan desde 1979 con Michel Platiní, pero el Marsella ha empatado sus últimos tres últimos partidos de Liga y se enfrenta a la segunda mejor defensa de la Liga (25 goles en 32 encuentros).