Fútbol Internacional

Coe renuncia a empleo como asesor de Nike

Aunque es nuevo en su empleo, Sebastian Coe ha aprendido ya que no vale la pena librar algunas batallas, sobre todo en momentos en que trata de sacar de una crisis a una prominente organización deportiva.

Por Monaco/AP

Archivado en:

IAAF Nike Sebastian Coe
Sebastian Coe, presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), renunció a su empleo como asesor de la marca Nike. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Sebastian Coe, presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), renunció a su empleo como asesor de la marca Nike. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El presidente de la Federación Internacional de Atletismo  (IAAF) anunció el jueves que ha renunciado a su puesto de asesor especial de Nike Inc.   

Esa relación databa de los años en que Coe era un mediofondista estelar. Se trataba de un convenio lucrativo, que habría devengado a Coe 100.000 libras  (150.000 dólares) al año.    

Pero la relación se convirtió en un lastre para Coe desde agosto, cuando fue elegido presidente de la IAAF. Surgieron acusaciones de que Coe pondría los intereses de la gigante de los artículos deportivos por encima de los del atletismo.    

Coe dijo el jueves que todavía considera posible ser tanto embajador de Nike como líder de la IAAF sin entrar en conflictos de interés. Sin embargo, anunció que renunciaría a su empleo porque las discusiones sobre el tema podrían distraerlo de su misión primordial: salvar al atletismo de una crisis de credibilidad a raíz de que estalló un escándalo de dopaje extendido en Rusia.   

“He renunciado a mi puesto de embajador con Nike, que data de hace 38 años” , anunció Coe.

Surgieron también acusaciones de corrupción en la cúpula de la IAAF durante la gestión de Lamine Diack, el antecesor de Coe.    

“Está claro que la percepción y la realidad se han deteriorado de una manera horrible” , dijo Coe. “El nivel actual de ruido sobre este papel de embajador no es bueno para la IAAF ni para Nike. Francamente, es una distracción durante las jornadas de 18 horas que nuestro equipo y yo laboramos para enderezar el barco” .    

Coe dijo que tomó la decisión en las semanas recientes, y que ésta muestra tanto su disposición para ceder, como su reconocimiento de que la IAAF tiene asuntos más importantes que atender por el momento, en vez de enfrentar dudas sobre los negocios externos de su presidente y si éstos podrían pesar en sus decisiones.    

Hay muchas crisis con las que Coe deberá lidiar todavía.     Rusia, una potencia del atletismo, se encuentra suspendida de las competencias internacionales, incluyendo quizás los Juegos Olímpicos del año próximo en Río de Janeiro, por permitir un dopaje amplio y sistemático.    

Fiscales franceses investigan las acusaciones de que Diack, sus hijos y otros integrantes de la IAAF se involucraron en actos de corrupción y lavado de dinero, así como en un ardid de extorsiones que obtenía sobornos de los atletas a cambio de promesas para ocultar sus resultados positivos de dopaje.    

Al final, la gestión de Coe se juzgará por el hecho de si puede apagar estos y otros incendios. Al reconocer que las preguntas sobre Nike lo distraían de su trabajo, Coe sugirió que entiende la necesidad de privilegiar los intereses de su deporte.   

Asimismo, reconoce que, a largo plazo, la resolución de los problemas del atletismo será mejor para él que arrastrar un problema a cambio de obtener una ganancia económica.    

“He renunciado a mi puesto de embajador con Nike, que data de hace 38 años” , anunció Coe en una conferencia de prensa realizada en Mónaco.    Antes, informó la decisión al consejo rector de la IAAF.   

“Sentí que necesitaba la capaz de enfocarme absolutamente en los desafíos” , dijo.