Fútbol Nacional

¡Controversia! Un beneficio para hijos de extranjeros

La polémica propuesta hecha por los cuerpos técnicos de las selecciones nacionales —aunque la Fedefutbol lo niega— de incluir a jugadores extranjeros en las categorías Sub 15, 17 y 20, la cual fue aprobada por la Asamblea Ordinaria de la Liga Nacional la noche del jueves último, deberá ser analizada por la Federación Nacional de Futbol, para que la avale o no y sea aplicada para la siguiente temporada.

Por Eduardo González y Óscar Felipe

La Selección Sub-20 que en enero de este año buscó su clasificación a la Copa del Mundo de Nueva Zelanda 2015.
La Selección Sub-20 que en enero de este año buscó su clasificación a la Copa del Mundo de Nueva Zelanda 2015.

La petición pretende privilegiar a los hijos de extranjeros que residen en el país, pero sin ningún fundamento legal que garantice que los futbolistas lleguen a defender en un futuro alguna selección, porque no se les exigiría la nacionalización.

Renato Durán, secretario de la Fedefutbol, comentó que desconocen la propuesta y que en ningún momento el cuerpo técnico de las selecciones la promovió.

“En la misma Asamblea la promovieron, como Federación no recibimos ninguna petición del cuerpo técnico, pero la Liga Nacional deberá de trasladarnos su reglamento para que podamos avalarlo”, expresó Durán.

“Toda medida debe llegar con un objetivo y beneficio. Nosotros revisamos el reglamento para que esté acorde con la legislación deportiva nacional e internacional”, enfatizó.

Mientras que el técnico argentino Héctor Julián Trujillo, de la Sub 17, aceptó que fue una petición que surgió a nivel de entrenadores de selecciones —en su mayoría argentinos—, en busca de abrir espacio a los hijos de exfutbolistas que hicieron vida en Guatemala y que, por no cumplir el tiempo necesario, o simplemente porque no han querido, no han solicitado su nacionalización.

A favor

Para William Rosales, gerente de la Liga Nacional, dicha propuesta ayudaría a incrementar el patrimonio de futbolistas en cada equipo y a la formación de jugadores que en el futuro podrían ser convocados a las selecciones.

“Es una medida que permite que los equipos que quieran incorporar jugadores no nacidos en Guatemala lo puedan hacer, principalmente porque hay muchos que radican aquí”, dijo.

Aunque los promotores de la propuesta y parte de los miembros de la asamblea favorecieron con su voto —Cobán Imperial, Malacateco, Mictlán y Suchitepéquez, votaron en contra—, la medida deja un vacío y da lugar al aprovechamiento de formación en el país, sin ningún beneficio a cambio.

Rechazo

“Es una propuesta ridícula. Quita oportunidad a nuestra gente. Pueden ser intereses para los equipos que se hacen llamar grandes”, explicó Patricio Quiñónez, vicepresidente de Cobán.

En la misma línea, Élmer Ponciano, exjugador y dirigente de la Tercera División, consideró que es una normativa que atenta contra el talento nacional y que resta oportunidades.

“Como exfutbolista, técnico y ahora como dirigente, no apoyo esa normativa. Que opten a la nacionalización para que jueguen como guatemaltecos”, dijo.

Según Rosales, la próxima semana presentarán la propuesta a la Fedefutbol para su aprobación o su rechazo.