Fútbol Internacional

Cristiano anota doblete y derrota al Sporting en el Bernabéu

El Real Madrid se reafirmó hoy en la cima de la Liga española al imponerse por 2-1 al Sporting de Gijón con un doblete de su goleador Cristiano Ronaldo en un duelo en el que los asturianos merecieron bastante más.

Por Madrid/AFP

El Real Madrid no tuvo un gran partido pero Cristiano volvió a responder. (Foto Prensa Libre: EFE)
El Real Madrid no tuvo un gran partido pero Cristiano volvió a responder. (Foto Prensa Libre: EFE)

Bajo un tremendo aguacero, la efectividad del astro portugués en la primera parte del duelo por la décimo tercera fecha del campeonato español dio a los blancos una ventaja que, pese a su escaso juego, pudieron conservar porque los dirigidos de Abelardo Fernández desperdiciaron el penal que les hubiera dado el empate.

El Real Madrid sumó así tres puntos que lo situaron provisionalmente con siete de ventaja sobre el Barcelona, que el domingo se visita la compleja cancha de la Real Sociedad.

Con un gol de penal en el minuto cinco de partido y con un potente cabezazo en el 19', Cristiano Ronaldo palió las carencias del equipo dirigido por Zinedine Zidane y el Real Madrid encadenó 31 partidos sin conocer la derrota.

Privado del galés Gareth Bale, el técnico francés del Real Madrid dio entrada al colombiano James Rodríguez en su once, relegó al español Isco al banco y optó por un 4-4-2.





Funcionaron sólo a medias los blancos, que se replegaron con dificultad, crearon escasas ocasiones, pero se toparon con dos goles, casi sin buscarlos.

Justo después de amenazar seriamente el arco defendido por Keylor Navas, el absurdo derribo de Sergio Álvarez a Lucas Vázquez en el área gijonesa regaló al Real Madrid un penal que Cristiano Ronaldo no desaprovechó.

El astro portugués, que llevaba cuatro partidos sin marcar en el estadio Santiago Bernabéu, se reconcilió con su hinchada, que volvió a jalearlo minutos después, cuando Cristiano Ronaldo remató con un perfecto cabezazo en plancha el gran centro de Nacho.





El 2-0 era un premio demasiado generoso para un Real Madrid escasamente dominador. Y un castigo demasiado severo para un Sporting bien plantado en la cancha y con las ideas claras.

El tanto de Carlos Carmona, en el 35', así lo confirmó. El centrocampista español remató cerca del punto de penal, al palo largo de Navas, el buen centro de Moisés Gómez, tras una pérdida del croata Luka Modric.

El Sporting, con todo

El Sporting se metió así de nuevo en el partido y, lejos de achicarse ante la lluvia y las carreras de Cristiano Ronaldo, se fue creciendo hasta apoderarse por completo del duelo.

Pese a la buena labor del croata Mateo Kovacic, el mediocampo fue del Sporting en la segunda parte. James Rodríguez pasó casi inadvertido por el duelo, al igual que el francés Karim Benzema, del que no hubo noticias en ataque.

El Real Madrid se redujo a Cristiano Ronaldo, que no se cansó de correr, y a Kovacic, hasta que Isco lo sustituyó.

Así las cosas, el Sporting porfió y porfió hasta que Nacho derribó a Víctor en forma de penal. El empate parecía llegado, pero el croata Duje Cop envió el lanzamiento a las nubes y, con el balón, se fue también el punto que los asturianos pudieron sacar del Santiago Bernabéu.

La derrota los mantuvo en la zona crítica de la clasificación -antepenúltimos-, mientras que el Real Madrid, sin juego pero con acierto, se reafirmó en la punta de la Liga y trasladó la presión a sus perseguidores.