Fútbol Internacional

Dembélé muestra una mala técnica durante su presentación con el Barsa

El atacante francés Ousmane Dembélé, fichado por €105 millones más variables, fue presentado este lunes en el Camp Nou, pero mostró poco control del balón durante las fotografías con los medios.

Por AFP / Barcelona

Llegado el domingo a Barcelona, el extremo internacional de 20 años pasó el lunes por la mañana la revisión médica antes de acudir al estadio azulgrana donde firmó un contrato de cinco años con el presidente del club, Josep María Bartomeu.

La firma se retrasó por un “problema burocrático”, en principio el envío tardío de un documento por parte del Borussia Dortmund, el club alemán de procedencia del francés, informó el Barcelona.

Esto retrasó unas dos horas el programa de la presentación, a la que acudieron unas 18 mil personas según el club, lejos de las 50 mil  presentes en la llegada del brasileño Neymar en 2013.

Tras la precipitada marcha del brasileño a principios de agosto al París SG, por una suma récord de €222 millones, Dembélé es el primer fichaje estelar del club catalán.





Aun así, no calmó los ánimos en la hinchada azulgrana, descontenta por la gestión deportiva de la entidad: silbidos y gritos de “Bartomeu dimisión” fueron coreados ampliamente antes de la presentación.

Con la camiseta azulgrana y el dorsal 11, antes perteneciente a Neymar, Dembélé saltó al césped del Camp Nou entre aplausos.

“Esto muy contento de estar en este club, es el mejor club del mundo con los mejores jugadores del mundo”, dijo micrófono en mano el francés.

“Cuando era pequeño siempre quise jugar en el Barsa, cuando podía ver los partidos, los veía”, añadió. “Espero que hagamos una buena temporada y ganemos todos los títulos con el Barcelona”.

Comprado por €105 millones, más €42 millones de variables, Dembélé se convirtió en el segundo fichaje más caro de la historia del fútbol tras el de Neymar por el PSG.

Aun así, puede ser desbancado próximamente por el traspaso de Kylian Mbappé del Mónaco al gigante parisino por un precio estimado de €180 millones, según varios medios.

Dembélé intentó deslumbrar a la afición azulgrana con sus toques con el balón, pero dejo mucho que desear.