Fútbol Internacional

El Barcelona pasea la Copa de la Liga ante un Camp Nou entregado

El capitán del Barcelona, Xavi Hernández, recibió esta tarde la copa de la Liga de manos del presidente de la Real Federación Española de Futbol (RFEF), Ángel María Villar, una vez finalizado el partido contra el Deportivo (2-2), que dio paso a una fiesta en el Camp Nou.

Por Barcelona/EFE

Xavi Hernández es levantado en hombros por sus compañeros quienes visten camisolas en homenaje. (Foto Prensa Libre: EFE)
Xavi Hernández es levantado en hombros por sus compañeros quienes visten camisolas en homenaje. (Foto Prensa Libre: EFE)

El estadio azulgrana, que registró una entrada magnífica, con más de 90 mil espectadores, vivió una jornada doblemente festiva, ya que, además de la celebración del campeonato de Liga, se despidió de uno de sus últimos arquitectos, Xavi Hernández, que la temporada que viene emprenderá un nuevo proyecto en Catar,

El jugador catalán, tras 17 años en el primer nivel del fútbol, vivió una jornada muy emotiva en la que no pudo contener las lágrimas después de las innumerables muestras de afecto y cariño que se le brindaron desde el graderío, así como desde el campo, con sus compañeros luciendo una camiseta conmemorativa y con el número 6 en la parte posterior.

El partido finalizó con empate a dos y los fuegos artificiales fueron los protagonistas entonces. Ya con la copa en la mano, todos los jugadores del Barcelona dieron una vuelta al campo, mientras diferentes cañones lanzaban confeti con los colores azul y grana.

Tras una foto de familia, se iniciaron los parlamentos. Hablaron el técnico, Luis Enrique, uno de los capitanes, Andrés Iniesta, y el capitán y gran protagonista de la noche, Xavi Hernández.

El jugador catalán, visiblemente emocionado por el vídeo para rememorar su carrera que se pasó por los vídeo-marcadores y por los cánticos desde el graderío, agradeció a su familia la incondicionalidad que le ha mostrado siempre.

Dijo que era “el hombre más feliz del mundo” y también dijo sentirse “orgulloso de ser del Barsa, el mejor equipo del mundo, digan lo que digan”, además de citar a todos los presentes para dentro de dos fines de semana, si el equipo catalán es capaz de ganar la Liga de Campeones contra el Juventus.

Después, el delegado del Barcelona tuvo que poner orden en el centro del campo, debido a que los jugadores querían mantear a Xavi, y el protocolo marcaba que hiciese la vuelta al campo en solitario.

Lo hizo acompañado por una ovación generalizada del público puesto en pie y coreando su nombre, y la canción Simply the best, de Tina Turner.

Mientras los hijos de los jugadores y técnico alborotaban por el centro del campo, Luis Enrique tomó el micrófono para agradecer a todos los jugadores su entrega y comportamiento en la temporada, aún no acabada, ya que también emplazó a todos los seguidores a citarse en el Camp Nou para celebrar el triplete, en el caso de que el Barcelona lo alcance.



Los jugadores junto a su familia posaron con la copa en el Camp Nou. (Foto Prensa Libre: AFP)
Los jugadores junto a su familia posaron con la copa en el Camp Nou. (Foto Prensa Libre: AFP)


Jaleado por el graderío, Luis Enrique dio las gracias al público por el apoyo y confianza, a pesar de que entendió que alguien tuviese dudas durante el arranque del campeonato.

“Por último, citaros para dentro de quince días porque estamos seguros de que nos vamos a dejar todo para hacer más grande esta entidad. ¡Visca el Barsa i Visca Catalunya!”, sentenció, antes de que Iniesta también se dirigiese a un graderío entusiasmado por la consecución del vigésimo tercer título de Liga.

“Hoy es un día muy especial para todos, por celebrar la Liga, pero queremos la Copa y la Liga de Campeones”, señaló un alegre Iniesta, que hizo la primera parte de su discurso en catalán, y la segunda en castellano para agradecer a Xavi los años de enseñanza y por haber compartido tantos años con él.




#6racies Xavi: 24 years of unforgettable football por fcbarcelona