Fútbol Internacional

Exvicepresidente de FIFA Eugenio Figueredo a prisión domiciliaria

El exvicepresidente de la FIFA y expresidente de la Conmebol preso en Uruguay Eugenio Figueredo fue autorizado a seguir su proceso judicial en su domicilio, luego de ser sometido de urgencia a una operación de la próstata hace 10 días, confirmó a la  AFP  su abogada, Karen Pintos.

Por Uruguay/AFP

Figueredo, expresidente de la Conmebol. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Figueredo, expresidente de la Conmebol. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La prisión domiciliaria para Figueredo, procesado en Uruguay por estafa y lavado de dinero, comenzó “hoy mismo”  por la tarde al salir del hospital, dijo Pintos.

Esa situación durará “para el resto del proceso”, indicó. La prisión domiciliaria le había sido negada a Figueredo, de 84 años, en un principio. Pero su situación de salud parece haber cambiado la posición de la Justicia.

Necesita un “tratamiento que ningún centro carcelario uruguayo está en condiciones de darle”, argumentó su abogada.

Figueredo fue sometido a una operación de la próstata en un caso “oncológico”, indicó Pintos, confirmando que registró un crecimiento de ese órgano.

Extraditado el año pasado desde Suiza luego de ser detenido en el marco del FIFAgate, el escándalo de corrupción que sacude al mundo del fútbol, Figueredo es sospechoso de cobrar sobornos para la atribución de derechos de televisación del fútbol sudamericano.

El exdirigente, que aceptó colaborar con la Justicia uruguaya en busca de una reducción de su pena, ya había sido internado en diciembre, luego de quedar detenido, por una descompensación cardíaca.

El también expresidente de la Asociación Uruguaya de Futbol  (AUF) había solicitado prisión domiciliaria desde el inicio de su proceso.

Figueredo es uno del casi medio centenar de personas y entidades a quienes la justicia estadounidense acusa por sobornos que suman más de 200 millones de dólares, invariablemente relacionados con los derechos de comercialización y transmisión de partidos de selecciones nacionales.

El espectacular escándalo representa el más devastador golpe ya asestado a la FIFA y literalmente demolió a la cúpula del fútbol a nivel mundial.

La lista de dirigentes barridos por el escándalo incluyen al otrora todopoderoso presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y varios vicepresidentes; al titular de la UEFA, Michel Platini, y al de la Conmebol, Juan ngel Napout.

También resultaron arrestados ejecutivos de varias empresas que habían obtenido mediante sobornos contratos de exclusividad para transmisión de competencias.