Fútbol Internacional

Fifa liberará fondos de la Conmebol y reconoce su lucha contra la corrupción

La Fifa liberará los fondos “congelados”  de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) como reconocimiento a su lucha contra la corrupción y por fomentar la transparencia durante la nueva administración del ente, informó hoy la organización sudamericana, con sede en Asunción.

Por Asunción/EFE

Archivado en:

Caso Fifa Conmebol Fifa
El presidente de la Fifa, Gianni Infantino, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez participaron en las honras fúnebres a los jugadores del Chapecoense. (Foto Prensa Libre: EFE)
El presidente de la Fifa, Gianni Infantino, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez participaron en las honras fúnebres a los jugadores del Chapecoense. (Foto Prensa Libre: EFE)

La Fifa habilitará de nuevo la financiación de la Conmebol, interrumpida a raíz de los procesos judiciales derivados de los escándalos de corrupción que sacudieron al futbol mundial en 2015.

“La decisión ha sido tomada a la luz de los esfuerzos de la administración de la Conmebol por introducir cambios positivos que han contribuido a la mejora de la gobernanza y control de las operaciones de la institución, como también al fomento de una cultura de transparencia y rendición de cuentas”, dijo la Fifa en la notificación oficial divulgada por la Conmebol.

A su vez, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, quien asumió en enero de 2016, señaló que el gesto de la Fifa es un reconocimiento al trabajo de su equipo.

“Es un importante reconocimiento a los grandes avances en nuestra cruzada para poner la casa en orden en un corto tiempo. Este es un espaldarazo para todo el equipo de la nueva Conmebol, que en los últimos diez meses ha trabajado de forma incansable para blindar los recursos del futbol sudamericano”, afirmó Domínguez.

La Conmebol presentó por primera vez en septiembre, tras varias auditorías independientes, el estado financiero de la entidad en el Congreso Ordinario celebrado en Lima, Perú, cuando también se aprobó un nuevo estatuto para fortalecer la administración mediante mecanismos control y vigilancia independiente.

Además emprendió una auditoría tras los escándalos de corrupción que salpicaron a sus anteriores dirigentes, Nicolás Leoz y Juan Ángel Napout, ambos imputados por corrupción por la Justicia estadounidense.