Fútbol Internacional

Götze regresa tras seis meses con una asistencia

El internacional alemán Mario Götze jugó hoy su primer partido oficial después de más de seis meses, al ingresar como titular en la victoria fuera de casa del Borussia Dortmund por 3-0 ante el Wolfsburgo en la primera jornada de la Liga alemana de fútbol.

Por DPA / Alemania

Götze regresó al futbol luego de un problema con su metabolismo. (Foto Prensa Libre: EFE)
Götze regresó al futbol luego de un problema con su metabolismo. (Foto Prensa Libre: EFE)

Tras causar baja desde febrero debido a un trastorno metabólico, Götze regresó hoy en el once inicial que dispuso el entrenador holandés Peter Bosz y cedió el balón para que Christian Pulisic anotara el primer gol de los visitantes en un impecable contragolpe.

En el minuto 61, uno después de que Pierre-Emerick Aubameyang convirtiera el tercer gol del Dortmund, el técnico resolvió reemplazarlo por Mahmoud Dahoud.

"Para mí es especialmente importante haber podido volver a jugar", remarcó Götze tras el encuentro. "Me sentí bien, pudimos ganar y jugamos un muy buen partido", destacó.

Así fue el momento de su asistencia: 





El último compromiso del autor del gol de la final del Mundial 2014 ante Argentina había sido el 29 de enero ante el Mainz. Si bien en el inicio del partido intentó ser el conductor de su equipo, la actuación de Götze resultó apenas discreta.

"Es un jugador de los que no se ven a menudo", indicó Bosz, reemplazante esta temporada de Thomas Tuchel, sobre Götze. "Pero es importante que vuelva a tener sus minutos", añadió el ex técnico del Ajax.

Primera reaparición

El internacional alemán había vuelto a jugar por primera vez después de su recuperación hace un mes, cuando el Dortmund se impuso por 3-2 al conjunto japonés Urawa Red Diamonds con un doblete de Emre Mor y otro tanto de André Schürrle, durante la gira de pretemporada por Asia. Ese día, Götze saltó al campo en el minuto 64 del encuentro amistoso para sustituir a Nuri Sahin.

En cambio, no estuvo hace dos semanas en la alineación del Dortmund cuando el conjunto dirigido por Bosz perdió por penales ante el Bayern Múnich en la Supercopa alemana. Si bien ya había superado el trastorno metabólico que lo mantuvo alejado de los campos, una molestia en la espalda le impidió jugar el partido que abrió la temporada del fútbol alemán.