Fútbol Internacional

James Rodríguez y la modelo Daniela Ospina se separan luego de 6 años de matrimonio

El futbolista colombiano James Rodríguez y la modelo Daniela Ospina oficializaron este jueves que de común acuerdo y luego de más de seis años de matrimonio se separaron.

Por EFE / Colombia

James Rodríguez y Daniela Ospina mantendrán una relación cordial pese a su separación, según el comunicado. (Foto Prensa Libre: Instagram James Rodríguez)
James Rodríguez y Daniela Ospina mantendrán una relación cordial pese a su separación, según el comunicado. (Foto Prensa Libre: Instagram James Rodríguez)

"Daniela Ospina y James Rodríguez, padres de Salomé Rodríguez Ospina; oficializan su separación después de seis años y medio de matrimonio; la misma se realizó en los mejores términos y de común acuerdo", asegura el comunicado que fue hecho público en las redes sociales de la modelo.

Desde hacía varios meses se venía rumoreando la separación del ahora jugador del Bayern Múnich alemán y la modelo que, finalmente, se confirmó este jueves.



Contigo ❤️ @jamesrodriguez10

Una publicación compartida de Dani 👯Salomé (@daniela_ospina5) el



Aseguran que pese al divorcio mantendrán "una relación extraordinaria llena de amor y respeto; donde prima siempre el bienestar de Salomé, siendo constantemente compañeros de vida en la formación y educación de su hija".

El comunicado no informó sobre quién se quedará con la custodia de la hija.

De momento, Daniela está en Colombia, en donde trabaja para presentar su marca de ropa, en tanto que James está con su equipo, que realiza una gira de pretemporada en Singapur.

La última foto familiar de los Rodríguez Ospina fue publicada en julio 2016. (Foto Prensa Libre: Instagram James Rodríguez)
La última foto familiar de los Rodríguez Ospina fue publicada en julio 2016. (Foto Prensa Libre: Instagram James Rodríguez)

En su más reciente partido, Bayern Múnich cayó este jueves derrotado ante el Inter de Milán (0-2) en un amistoso disputado en Singapur en el que Rodríguez estuvo los primeros 45 minutos en el campo sin poder ponerle su sello al partido.