Fútbol Internacional

La pesadilla Di María vuelve al Camp Nou contra el Barcelona

Un exmadridista vuelve a Cataluña: Angel Di María, el héroe de la 'Décima' Copa de Europa del Real Madrid en 2014, volverá a desafiar al Barcelona, esta vez con el PSG, el miércoles en la vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones.

Por España/AFP

El argentino Ángel Di María fue la figura en el partido de ida contra el Barcelona. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El argentino Ángel Di María fue la figura en el partido de ida contra el Barcelona. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

A juzgar por la expectación que creó en el Parque de los Príncipes en la ida, tras su doblete en la victoria sobre el Barsa (4-0), el 'Fideo' parece haber dejado un buen recuerdo al otro lado de los Pirineos.

Y es que el Real Madrid, donde disputó 190 partidos en cuatro temporadas y marcó 35 goles, fue el club en el que más tiempo jugó un hombre que ha pasado por cinco ligas diferentes con 29 años (Argentina, Portugal, España, Inglaterra y Francia).

El extremo argentino fue uno de los mejores en la conquista de la 'Décima' y esa temporada 2014, Di María acabó como el mejor pasador de la Liga española (17 asistencias) y de la 'Champions' (siete).

Individualismo

En ese gran año, Di María alcanzó la final del Mundial de Brasil, pero una lesión le impidió jugarla pese a haber sido uno de los mejores de la Albiceleste en esa competición. Ello no impidió que se fuera al Mánchester United por un récord de 75 millones de euros en el verano de 2014, antes de ser traspasado al PSG al año siguiente.

Pese a los trofeos conquistados en España, no todo fue idílico en el Real Madrid. Di María fue el jugador que, nada más marcar un doblete en 2013, se felicitó de haber podido "callar a algunos" tras ser blanco de las críticas de su entonces entrenador, José Mourinho.

En 2014, volvió a estar en el ojo del huracán por tocarse fugazmente los genitales cuando fue sustituido bajo los abucheos del estadio Santiago Bernabéu, alegando posteriormente que "no quise hacer nada para el público ni tampoco para el míster como se estuvo diciendo. Fue un gesto natural que hace cualquier hombre".

Por último, al igual que en París donde, tras una primera buena temporada, que lo consagró como el mejor pasador de la Ligue 1 (18 asistencias), fue criticado por su individualismo, Di María a menudo cansó a los aficionados españoles: el argentino parecía considerar que el reconocimiento de los madridistas no estaba a la altura de sus servicios.





"No hay que dejarle jugar"

En una entrevista con el diario madrileño Marca, publicada justo antes de la ida de octavos de final contra el Barcelona, el argentino admitió que "tuve momentos feos en el Madrid, pero cambió todo y me fui al final del Madrid siendo muy querido".

Una buena forma de ser aún más apreciado sería brillar el miércoles en Barcelona frente al eterno rival del Real Madrid, y en la Ciudad Condal se toman muy en serio la amenaza que representa: "Di María, una pesadilla para el Barça", había titulado el diario catalán Sport tras el partido de ida.

Aunque el peligro puede venir de cualquier lado, los barcelonistas saben que anular al argentino será crucial para mantener la esperanza de una remontada en el Camp Nou.

"Es un jugador con talento, simplemente no hay que dejarle jugar", resumió el central francés Jérémy Mathieu.

En la ida, el argentino había firmado una de las mejores actuaciones de su carrera en el PSG marcando dos goles magníficos con una falta directa y después con un balón por la escuadra. Ahora queda ver si Angel Di María llevará al PSG de Unai Emery al mismo nivel que al Real Madrid de Ancelotti.