Fútbol Internacional

La selección colombiana festeja con ritmo

La alegría y ritmo de los colombianos es única, y más cuando se festeja un triunfo o gol de la selección cafetera, sus bailes en la cancha y en el camerino han dado la vuelta al mundo en más de una ocasión. 

Por Gloria Cabrera

La alegría y festejo de Yerry Mina y Pablo Armero de la selección de Colombia empezó en el campo y terminó en el camerino. (Foto Prensa Libre: EFE)
La alegría y festejo de Yerry Mina y Pablo Armero de la selección de Colombia empezó en el campo y terminó en el camerino. (Foto Prensa Libre: EFE)

El triunfo de Colombia por 2-0 frente a Ecuador en la eliminatoria de la Conmebol a la Copa del Mundo de Rusia 2018, desató la locura de los futbolistas y sus rítmicos festejos revolucionan las redes sociales.

Pablo Armero que no se quedó en la banca frente a Ecuador, no perdió la oportunidad de ser protagonista y al momento de festejar el segundo gol de Juan Cuadrado, se robó la atención de las cámaras con baile de celebración.





Ya en el camerino, Armero junto a Yerry Mina y Cuadrado, siguieron mostrando su ritmo, arrebatando alegrías y sonrisas a sus compañeros de selección y aficionados colombianos.





El positivismo y alegría de Armero es un ejemplo para muchos, pues ante las críticas al ser convocado a la Selección luego de que en mayo de 2016 fuera arrestado en Miami por cargos de violencia doméstica, luego de una discusión con su pareja María Elena Bazán. El jugador pagó una fianza de US$1 mil 500 para recuperar su libertad.

Varias organizaciones colombianas se pronunciaron en contra de su convocatoria, lo que podría haber sido la razón por la cual el jugador no vio acción frente a Ecuador. Mientras su esposa pidió en una entrevista que se olvidara lo sucedido, pues aunque discutieron nunca hubo golpes.

“Todo lo que se habla quedó en el pasado, tuvimos una discusión, del hotel llamaron a la policía, me dijeron que se lo iban a llevar para calmarlo pero nunca pensé iban hacer todo eso que hicieron de prensa, de llevarlo al juzgado. La verdad no me pegó, nunca”, dijo su esposa en entrevista con la cadena deportiva ESPN. 

“Es momento que le demos vuelta a la página ya que tengo una familia muy linda, dos hijos, un grandioso esposo que es Pablo Armero”, agregó.