Fútbol Internacional

Leipzig venció al Maguncia y alcanza al Bayern en la cabeza de la liga alemana

El recién ascendido RB Leipzig alcanzó el domingo al Bayern Múnich al frente de la Bundesliga al derrotar al Maguncia por 3-1 en la décima jornada.

Por Berlín/AFP

Timo Werner celebra con Marcel Halstenberg y Emil Forsberg Yussuf Poulsen su anotación. (Foto Prensa Libre: AFP)
Timo Werner celebra con Marcel Halstenberg y Emil Forsberg Yussuf Poulsen su anotación. (Foto Prensa Libre: AFP)

Con 24 puntos, el club propiedad de la firma Red Bull está ahora empatado a puntos con el gigante bávaro, que se mantiene líder por una mejor diferencia de goles (+18 frente a +13 del Leipzig).

El joven alemán de 20 años, Timo Werner, y el internacional sueco Emil Forsberg resolvieron el partido en el primer tiempo.

Dos asistencias de Forsberg a Werner y una de Werner a Forsberg permitieron al Leipzig sacar una ventaja de 3-0 en el minuto 44.

El gol del Maguncia fue marcado por Bell en el segundo período.

Por su parte, el Bayern concedió un empate el sábado en casa contra Hoffenheim (1-1), otro equipo sorpresa de este inicio de la temporada, que ocupa ahora la tercera plaza, a cuatro puntos.

El germano-turco Kerem Demirbay adelantó al Hoffenheim en el minuto 16, con un soberbio gol a la escuadra tras un pase atrás de Nadiem Amiri, y los locales sólo pudieron igualar en el 34, con un tanto en contra del suizo Steven Zuber, cuando intentaba despejar un centro del brasileño Douglas Costa.

En el partido en Leipzig, las autoridades dieron la orden de evacuar el estadio, para cambiar de decisión minutos después debido a que se trataba de una “falsa alarma”.

La megafonía del estadio anunció a los espectadores que abandonaran el recinto por “razones técnicas”  y estos empezaron a salir de manera ordenada y con calma.

Unos minutos más tarde, cuando todavía quedaba mucha gente por salir, la megafonía anunció que podían quedarse en sus asientos porque se trataba de una “falsa alarma”.

Bajo la amenaza terrorista existente en Alemania, así como en otros países europeos, Leipzig pudo ser víctima de una broma de mal gusto.

El club, financiado y controlado por la empresa austriaca Red Bull, está en la diana de muchos aficionados de los clubes alemanes históricos, que no aceptan su modelo económico y consideran que va “en contra de la tradición”.