Fútbol Internacional

Leo y Antonella no se casarán por la iglesia

Una prohibición del Arzobispado de Rosario, le impidió casarse por la iglesia hoy después del matromonio civil.

Por Eddy Recinos

Complejo del Casino City Center se encuentra custodiado para la boda que se realizará hoy. (Foto Prensa Libre: AFP)
Complejo del Casino City Center se encuentra custodiado para la boda que se realizará hoy. (Foto Prensa Libre: AFP)

El Arzobispado de Rosario se negó a armar una ceremonia religiosa en el Complejo del Casino City Center. Por cuestiones de seguridad desestimaron la posibilidad de hacerlo en la Catedral de esa ciudad.

Lionel Messi y su novia Antonela Roccuzzo, no se casarán finalmente por la Iglesia debido a que el Arzobispado rosarino no lo autorizó a armar una capilla en el Complejo del Casino City Center, ubicado en el extremo sur de la ciudad, informaron hoy fuentes eclesiales locales a Télam, y tampoco lo harán en la Catedral de Rosario por razones de seguridad.

"Messi y Antonela Roccuzzo pidieron un turno para casarse hoy en la Catedral, situada en Buenos Aires y Córdoba, a un par de cuadras del Monumento Nacional a la Bandera, en el microcentro rosarino, un lugar en el que finalmente los novios y sus familias desistieron de hacer la ceremonia religiosa por cuestiones de seguridad", abundaron allegados a los contrayentes y fuentes de la Iglesia de Rosario.

Luego los novios pidieron a la Iglesia rosarina casarse en una capilla que podrían improvisar en el Complejo del Casino City Center, donde esta tarde a las 19 un juez local los casará por Civil, pero no fueron autorizados porque "la jerarquía está muy reacia a autorizar ceremonias fuera de las parroquias, iglesias, templos, capillas y otro ámbito religioso, sobre todo en un sacramento como el del matrimonio", reveló un vocero del círculo íntimo del arzobispo rosarino, Eduardo Martín.

En este sentido, una fuente del Arzobispado contó que "se negó este pedido porque antes se negó también a otras personas. No autorizan ceremonias fuera de ámbitos religiosos por cuestiones sacramentales, pero mucho menos en un lugar así".

El propio juez que les casará, Gonzalo Carrillo Herrera, afirmó que "es un orgullo, tanto como santafesino como rosarino, poder casar a estos personajes".

Con informaciòn de AS y Infobae