Fútbol Internacional

Los argentinos Giménez y Boselli causan admiración y enojo en futbol mexicano

Los argentinos Christian Giménez, mediocampista del Cruz Azul, y Mauro Boselli, delantero del León, dividieron opiniones en el futbol mexicano con una muestra de entrega y con un gol ilegítimo, respectivamente, el fin de semana pasado en la undécima jornada del torneo Clausura-2017.

Por AFP / México

Giménez y Baselli fueron los protagonistas por acciones diferentes en la jornada de la Liga Mexicana. (Foto Prensa Libre: Agencias)
Giménez y Baselli fueron los protagonistas por acciones diferentes en la jornada de la Liga Mexicana. (Foto Prensa Libre: Agencias)

Al minuto 85 de su partido, el Cruz Azul empataba 0-0 con el campeón Tigres. Los felinos mandaron un pelotazo al frente para su delantero André-Pierre Gignac, quien agarró carrera hacia el arco en el mano a mano contra el portero Jesús Corona.

El Chaco Giménez, de 36 años de edad, perseguía a Gignac, quien llevaba una ventaja de unos tres metros sobre el argentino que aceleró el paso y robó la pelota cuando el europeo estaba por entrar al área.

El esfuerzo de Giménez fue tema de conversación en redes sociales. En Twitter, el comentarista de televisión David Faitelson comentó: “¡Dios mío! ¿De dónde saca tanta energía @Chaco_81? Impresionante cómo le quitó la pelota a Gignac” .

Al final del partido, Giménez, uno de los futbolistas extranjeros más rentables y reconocidos en la liga mexicana por la entrega mostrada desde su llegada en 2004, explicó la jugada en que desarmó la ofensiva de Gignac.

“Sabemos que necesitamos dar el 100 por ciento y un poquito más de cada uno. En esa jugada he ganado porque yo vengo en carrera y he tenido la inercia para ganarle. Pero eso no es lo importante, nos enfrentamos al campeón, en una prueba complicada, y no dejamos de luchar”, dijo.

El español Francisco Jémez, técnico del Cruz Azul, se mostró complacido por la acción decisiva de Giménez.

“El Chaco es un orgullo para el club, para las fuerzas básicas, para todos nosotros. Es un orgullo ser su entrenador”, apuntó Jémez.





El gol que no fue

Desde su llegada al balompié azteca en 2013 para el León, Mauro Boselli ha demostrado su capacidad de definición. Con dos títulos de goleo en México y 74 anotaciones en torneo de liga es uno de los delanteros más respetados del campeonato.

Sin embargo, su gol número 74 en la liga mexicana desató una controversia porque lo marcó con el brazo izquierdo en la derrota de 3-2 de La Fiera ante el Toluca.





El gol generó una oleada de críticas hacia el delantero argentino y hacia el árbitro Luis Enrique Santander que lo dio por bueno.  Aficionados y periodistas exigieron castigos para el jugador y el silbante que, por cierto, fue uno de los líderes del paro de árbitros en la décima jornada.

Boselli se pronunció al respecto el domingo en una carta que publicó en su cuenta de Twitter donde concluyó que “luego de verlo en video, el gol debió haber sido anulado”.

Boselli comentó que en el momento de la jugada sintió que había rozado la pelota con la cabeza, pero posteriormente, después de analizar el remate, admitió que no fue así.

“Me gusta, como siempre, dar la cara sabiendo el tipo de persona que soy”, expresó el argentino en su escrito.