Fútbol Nacional

Machaín contribuye al  festejo de los Toros

El estratega uruguayo Gustavo Machaín se olvidó ayer de que era el técnico de Municipal y le dio vía libre a Malacateco para que hiciera lo que quisiera con su equipo en la semifinal de ida del Apertura 2016.

Por Edwin Fajardo

Edward Santeliz —centro—, quien volvió a anotarle por segundo partido consecutivo a los rojos, hizo explotar de felicidad a los aficionados de Malacateco que asistieron al partido de ida de la semifinal. de Municipal. (Foto Prensa Libre: Aroldo Marroquín)
Edward Santeliz —centro—, quien volvió a anotarle por segundo partido consecutivo a los rojos, hizo explotar de felicidad a los aficionados de Malacateco que asistieron al partido de ida de la semifinal. de Municipal. (Foto Prensa Libre: Aroldo Marroquín)

Malacateco se ha convertido en una pesadilla para los ediles, al  ganarles por cuarta ocasión consecutiva.

Sin embargo, los fronterizos, después de rematar 15 veces a la  portería roja, apenas anotaron un gol,  de Edward Santeliz, y dejaron con vida a unos inoperantes y tímidos jugadores escarlatas que se contagiaron del espíritu conservador y cohibido del técnico charrúa.

Ayer  no perdió Municipal sino  Machaín. El timonel se atrevió a experimentar en una semifinal, al colocar a un cuadro totalmente incoherente. Si no fuera por la falta de eficacia de los Toros, el invento hubiera sido mortal.

Aunque el estratega mantuvo su sistema de juego —1-4-3-3—, su gran pecado recaló en la elección de los jugadores.

El salvadoreño Jaime Alas, acostumbrado a jugar en el mediocampo, ocupó el lateral izquierdo, y Osiel Rivera, el derecho, cuando siempre lo ha hecho por el otro sector.

Fue funesto observar al zurdo cuscatleco perdido en el terreno de juego, cuando ha sido uno de los jugadores más importantes en la escuadra carmesí.

Claves del triunfo de Malacateco

    1. Malacateco aprovechó a la perfección el débil mediocampo escarlata para imponer las condiciones del partido. Jhon Hurtado, Jorge Sánchez y José María Rosales fueron los grandes conductores.
    2.  El portero argentino Carlos Alberto Díaz volvió a tener una notable faena, al detenerle un remate a Edi Danilo Guerra, en el primer tiempo, y un contrarremate al defensor Dennis López.
    3.  El técnico Ronald Gómez tuvo una excelente lectura de juego y al observar el precavido plan de juego rojo aprovechó el cambio obligado de Jonathan López para hacer ingresar al atacante Luis Mora.

Claudio Albizuris, quien desde hace tres partidos no jugaba un encuentro de titular y apenas tiene 843 minutos disputados —nada más un 43 por ciento de participación—, fue el contención de Municipal, por encima de Gerardo el Chino Arias, quien ya se había ganado un espacio de titular.

Otro de los inventos de Machaín, quizá el más incoherente, fue colocar en su tridente de mediocampistas a Brandon Rivas, cuyo último partido lo disputó en la fecha ocho y  solo registra 169 minutos en el Apertura 2016.

El inconsistente Marco Rivas, quien se desempeña mejor como lateral, fue otro de los encargados de darle equilibrio a los rojos, situación que nunca sucedió.

Dónde no tuvo variantes el estratega charrúa fue en la ofensiva. Le apostó a su tridente Carlos Kamiani Félix, Danilo Guerra y Gastón Puerari, hacedores de 30 de los 36 goles rojos en la fase regular.

Sin embargo, si lo de Alas fue funesto, tristeza dio  observar a los tres ofensivos corriendo como locos, en búsqueda de recuperar el balón para intentar hacerle daño al guardameta y figura Carlos Alberto Díaz, porque nunca fueron abastecidos por la zona de recuperación y de creación.

La expulsión del mexicano Carlos Kamiani Félix, por haber acumulado dos tarjetas amarillas, fue un  reflejo de la desesperación que invadió a los atacantes rojos, al no contar con balones cómodos para anotar. Solo una opción tuvo Municipal en conjunto, la cual fue errada por Guerra ante el siempre seguro guardameta Díaz.

Alexis Matta, un revulsivo por excelencia, con participación en 19 de los 22 juegos de la etapa de clasificación, y el juvenil John Méndez, el cuarto futbolista rojo con más minutos en la fase regular, observaron incrédulos desde la banca cómo Machaín mataba a Municipal.

Las justificaciones

Pero hasta ahí no concluyó el concierto de errores de Gustavo Machaín. Al finalizar el partido aseguró que su equipo contó con opciones para anotar y que solo  “costó un poco”.

“Tuvimos opciones en el primer y segundo tiempo. No queríamos perder. Nos costó un poco, y si bien condiciona el resultado, tenemos un equipo fuerte para revertir la serie en casa”, explicó con una sonrisa llena de sarcasmo.

Con la exhibición  de ayer quedó claro que fueron los jugadores rojos los que ganaron la fase de clasificación del Apertura 2016. Machaín tan solo contribuyó con su presencia en el banquillo. Ahora tendrá dos días para demostrar que puede recuperarse.

El descanso de 10 días que tuvo el conjunto rojo, por haber terminado en el primer lugar, no se notó ayer. Malacateco los perdonó porque tuvo todo a su favor para sentenciar la semifinal, incluso al propio técnico rojo, pero simplemente no quiso.