Fútbol Internacional

Paraguay: el guerrero dormido que busca despertar

Con Ramón Díaz en la banca, Paraguay comenzó esta Copa América con un empate y una victoria que parecen dejar atrás años oscuros en los que acumuló magros resultados y perdió la chapa de gladiador que lo llevó a la élite del fútbol sudamericano.

Por Santiago/AFP

La selección paraguaya inició con un empate ante la gran favorita para la Copa, Argentina.
La selección paraguaya inició con un empate ante la gran favorita para la Copa, Argentina.

Cosechando el último lugar en la eliminatoria mundialista rumbo a Brasil-2014, Paraguay enterró dos décadas mágicas con la disputa de cuatro mundiales consecutivos. Un periodo de gloria para los guaraníes que se coronó con la llegada a cuartos de final en Sudáfrica-2010.

Con el orgullo herido, el combinado llegó a esta Copa América con el argentino Ramón Díaz en el banco y un equipo que mantiene a la mayoría de los históricos como el goleador Roque Santa Cruz y el arquero Justo Villar y da cabida a algunas figuras jóvenes como el mediocampista Derlis González, del Basilea suizo.

“Este es un proceso nuevo donde yo y los jugadores somos muy optimistas, ese es mi carácter, mi forma de ser” es visible que “el equipo va creciendo” ,con cada partido disputado, resaltó el ‘Pelado’ Díaz, en rueda de prensa luego de que el equipo venciera a Jamaica por 1-0.

La Copa comenzó con vértigo para los ‘chicos’ de Ramón que fueron aplastados por Argentina en el primer tiempo (2-0) y renacieron en el complemento levantando el resultado para sellar un empate 2-2.

Ante Jamaica, los guaraníes aprovecharon un error tragicómico del arquero rival para ganar por la mínima diferencia y quedar junto a la albiceleste -que también venció a Uruguay por 1-0- en la cima de las posiciones del Grupo B.

“Se vieron cositas interesantes que seguramente con el tiempo las vamos a ir mejorando“, destacó el timonel que en todo momento remarcó ante la prensa su alegría por estar al frente de la selección nacional de Paraguay

Quebrar resistencias

Con la primer victoria en casi ocho años en la Copa, Paraguay muestra sus garras y promete lucha en un cada vez más parejo fútbol sudamericano que en los próximos años disputará una feroz eliminatoria hacia Rusia 2018 con la Argentina de Lionel Messi y Brasil de Neymar en competencia.

Un proceso de selecciones que enciende la polémica a la interna del fútbol guaraní con referentes históricos como José Luis Chilavert que resisten la llegada de Díaz al equipo.

“Ramón Díaz no es el técnico que Paraguay necesita. Él no es formador y acá hay que formar mirando a largo plazo“, dijo el exarquero a una radio local antes del inicio de la Copa.

El polémico exarquero, cacique de Paraguay en los mundiales de 1998 y 2002, soltó un contundente rechazo a Díaz: “No veo un panorama positivo para la selección, soy negativo en cuanto al futuro. Hoy te digo que dudo mucho que nos vayamos al Mundial de Rusia.”

Con triunfos, Díaz -múltiple campeón del fútbol argentino- intentará quebrar la resistencia de Chilavert y de otros paraguayos que querían a un compatriota al frente de la selección y la Copa América será su primera oportunidad para lograrlo.

En el cierre del grupo, Paraguay enfrentará a Uruguay en La Serena el sábado.