Fútbol Internacional

Pastore se disculpa ante la hinchada del PSG por su bajón físico

El argentino Javier Pastore, de 27 años, ofreció disculpas a la hinchada del París SG por el segundo percance físico que padece en un mes y que, probablemente no jugará contra el Arsenal.

Por París/EFE

Javier Pastore no ha tenido su mejor temporada con el París SG, por lo que ha ofrecido disculpas a la afición. (Foto Prensa Libre: AFP)
Javier Pastore no ha tenido su mejor temporada con el París SG, por lo que ha ofrecido disculpas a la afición. (Foto Prensa Libre: AFP)

Con apenas seis partidos disputados este curso (297 minutos de juego), "El Flaco" regresó el pasado sábado a los terrenos de juego, en un triunfo ante el Nantes (2-0), tras un mes de baja.

Pastore entró en el minuto 82 por el joven francés Jean-Kévin Augustin, y, ocho minutos después, volvió a lesionarse, en esta ocasión por un golpe en el ligamento lateral.

"Hace más de un año que vengo peleando con problemas de lesiones, y les garantizo que no es nada fácil no poder estar a disposición para jugar al futbol, que es lo que me hace más feliz", aclaró Pastore, en un mensaje en la redes sociales.

Fue la segunda aclaración que realiza en un mes, pues el pasado octubre también tuvo que salir al paso para explicarse sobre el tratamiento de una lesión muscular, por la que tuvo que ir a Madrid.

"Me disculpo y agradezco a los hinchas del PSG por el apoyo que me dan siempre; y espero estar lo antes posible en la cancha", agregó en su mensaje de este fin de semana Pastore, considerado uno de los mejores medios creativos.

La participación del cordobés el miércoles, cuando el PSG dirimirá con el Arsenal el primer puesto del grupo A, está de nuevo comprometida cuando los rumores sobre su permanencia en el club aumentan.

Como sucedió con su compatriota y antiguo colega de club Ezequiel Lavezzi, la prensa le colocó este fin de semana en la órbita del fútbol chino, al que -especulan- podría transferirse en el próximo mercado de invierno de enero.

En su sexta temporada en el PSG, que pagó en 2011 casi 40 millones de euros para contratarle procedente del Palermo italiano, Pastore no solo combate contra las lesiones.

El entrenador español, Unai Emery, como su antecesor Laurent Blanc, no le ve como titular indiscutible en un sistema en el que priman los medios de perfil más físico que técnico, y en el que se da prioridad a extremos desequilibrantes, como el brasileño Lucas Moura o el argentino Ángel di María.