Fútbol Internacional

Patrocinadores de la Fifa exigen supervisión independiente 

Los principales patrocinadores de la Fifa enviaron este martes una carta abierta al máximo organismo mundial del futbol pidiendo que el proceso de reforma para devolverle la credibilidad sea supervisado por una entidad independiente.

Por Estados Unidos/AFP

Los principales patrocinadores de la Fifa exigen una supervisión independiente (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los principales patrocinadores de la Fifa exigen una supervisión independiente (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Somos conscientes del trabajo positivo realizado por la comisión de reformas (de la Fifa), pero creemos que todas las reformas deben ser supervisadas de modo independiente”, sugirieron en la carta abierta Coca Cola, McDonalds, Visa, AB Inbev y Adidas.

“Es claro para nosotros que una supervisión independiente tiene que funcionar en el largo plazo a través de la aplicación del proceso de reforma”, continuaron las empresas en la misiva.

“Le animamos a convertirse en los campeones de la supervisión independiente, que no hará sino aumentar la credibilidad de la Fifa”, señalaron.

Los socios de la Fifa han publicado esta carta abierta en la víspera de una reunión del comité ejecutivo del organismo, el miércoles y jueves en Zurich, que vive la peor crisis de su historia.

“Hacemos un llamado para aceptar el cambio, para hacer reformas, para adherirse a un enfoque a largo plazo con supervisión independiente e iniciar un cambio cultural, porque todos queremos que el futbol prospere”, concluyeron.

En el comité ejecutivo, la comisión de reformas presentará el informe final, que será sometido al voto de las 209 federaciones que componen la FIFA en el próximo congreso de febrero.

Entre las reformas que deberían ser propuestas figuran la limitación a 12 años de mandato consecutivos para el presidente, y a 74 años como edad máxima, un control de la integridad de los miembros del comité ejecutivo, la publicación de la remuneración del presidente y de los miembros del gobierno del fútbol mundial, o incluso el equilibrio de poder en el comité ejecutivo.

En octubre, los patrocinadores estadounidenses, excepto la multinacional alemana de artículos e indumentaria deportiva Adidas, ya habían puesto presión sobre la Fifa, pidiendo al suizo Joseph Blatter, entonces presidente de la entidad, que renunciara inmediatamente.

Desde el 27 de mayo, cuando tuvieron lugar las detenciones de siete dirigentes del futbol mundial en un hotel de Zúrich a pedido de la justicia estadounidense y la imputación de otras siete personas entre dirigentes y empresarios, la Fifa vive de sobresalto en sobresalto por los escándalos de corrupción.