Fútbol Internacional

Piqué, Iniesta y Busquets: la vieja guardia barcelonista de la nueva Roja

Históricos en el Barcelona y en la selección española, Andrés Iniesta (116 internacionalidades), Sergio Busquets (95) y Gerard Piqué (86), siguen siendo pilares básicos en la nueva era de la Roja a las órdenes de Julen Lopetegui.

Por AFP / Madrid

Andrés Iniesta Sergio Busquets, Sergio Ramo, Gerard Piqué, y Daniel Carvajal, durante un entrenamiento de la selección española. (Foto Prensa Libre: EFE)
Andrés Iniesta Sergio Busquets, Sergio Ramo, Gerard Piqué, y Daniel Carvajal, durante un entrenamiento de la selección española. (Foto Prensa Libre: EFE)

Los tres jugadores son fijos en el esquema de Lopetegui, que se hizo cargo de la selección en julio pasado, pese a que, salvo Piqué, los otro dos no están pasando por su mejor temporada.

Las lesiones han lastrado la campaña de Busquets e Iniesta, pero ello no impide que Lopetegui confíe plenamente en unos hombres básicos en el juego de toque azulgrana con el que también se identifica la Roja.

En el amistoso del martes ante Francia el seleccionador podría darles descanso por los compromisos del Barcelona y ofrecer oportunidades a los jóvenes.

“Andrés es un jugador imprescindible, importantísimo, está en plenitud de condiciones, ha superado sus lesiones y los últimos partidos los ha completado muy bien”, recordaba el seleccionador en la rueda previa al encuentro contra Israel del viernes (4-1).

Los galones de Iniesta

El capitán del Barsa, de 32 años, sufrió tres lesiones que le han hecho perderse buena parte de lo que va de temporada y Luis Enrique no duda en dosificarlo en el Barcelona, lo que ha hecho que hasta marzo, el emblema azulgrana sea uno de los jugadores que menos ha jugado esta temporada.





Pero, centenario con la selección y tras lograr dos Eurocopas (2008 y 2012) y un Mundial (2010), Iniesta sigue al mando del juego de la selección donde heredó los galones de Xavi Hernández.

Solo los problemas físicos le llevaron a perderse cuatro de los siete partidos que lleva Lopetegui al frente de la Roja.

“Creo que esas sensaciones de las que muchas veces hablo, que tienen que ser positivas, que uno se encuentre feliz entrenando y jugando, las estoy teniendo desde hace unas semanas, y ojalá no tenga que parar de aquí al final”, dijo Iniesta el jueves pasado antes del partido contra Israel, donde volvió a ser el director de orquesta de la Roja.

En ese partido, España volvió a tener en Busquets un pilar a la hora de recuperar balones.

El mediocentro, innegociable ya para Vicente del Bosque, sigue siéndolo para Lopetegui, pese a que en el último trimestre de 2016 pasó un duro bache cometiendo más errores de lo normal, a lo que se unió después una lesión en el tobillo, que le tuvo algo más de dos semanas de baja.

“Me costó alcanzar la forma”  al principio, reconocía hace poco el centrocampista, afirmando que ahora “creo que cada día juego un poco mejor”.

Lanzar el juego

Busquets es uno de los tres hombres junto a Vitolo y Silva que ha jugado de titular todos los partidos de la era Lopetegui y un gran complemento de Iniesta para generar el juego de España.

“Busi (Busquets) tiene la función de empezar la jugada y Andrés de desequilibrar”, recordaba Juan Mata el pasado año antes de la Eurocopa.

El mediocentro azulgrana es vital para relanzar las jugadas y cortar balones, asistiendo a la defensa, donde su compañero en el Barsa, Gerard Piqué es otro fijo de Lopetegui junto a Sergio Ramos en el eje de la zaga.

La fecha límite

En la Roja nadie quiere pensar en que dejará la selección tras el Mundial de Rusia-2018, como anunció en octubre pasado tras un partido contra Albania (2-0).

“Es una decisión que respetamos todos”, reiteró el jueves Lopetegui, quien afirmó haber hablado con el jugado al respecto, pero “ahora tenemos otras prioridades” .

Imprescindible en la Roja, sus últimas apariciones con la selección se vieron marcadas por los silbidos de una parte de los aficionados españoles, que le achacan posiciones independentistas catalanas, por haber defendido el derecho a decidir en Cataluña.

“Ya sé que muchas veces eso ha hecho que cuando vaya a jugar con España haya tenido la recepción que he tenido”, afirmaba en octubre pasado un hombre conocido por decir lo que piensa, y que también afirma que “si juego por España es porque de verdad siento que debo jugar”.