Fútbol Internacional

Presidente de la Confederación Brasileña de Futbol afirma que no hay motivos que lo lleven a renunciar

El presidente de la Confederación Brasileña de Futbol (CBF), Marco Polo Del Nero, descartó hoy que vaya a renunciar al cargo como consecuencia del escándalo por presuntos casos de corrupción en la FIFA que ya provocó el arresto al vicepresidente, José María Marín.

Por Río de Janeiro/EFE

Marco Polo Del Nero, en la conferencia de prensa tras su regreso a Brasil. (Foto Prensa Libre: AP)
Marco Polo Del Nero, en la conferencia de prensa tras su regreso a Brasil. (Foto Prensa Libre: AP)

“Es imposible renunciar. Eso no se aplica a mí. No hay ningún motivo que me lleve a renunciar porque no tengo nada que ver con eso”, declaró a periodistas.

Del Nero se declaró sorprendido con las denuncias contra Marín, su antecesor, con el que desde hace muchos años tiene vínculos como dirigente deportivo, y negó haber recibido sobornos por contratos en el futbol como los que llevaron a la justicia de Estados Unidos a pedir el arresto de siete altos cargos de la FIFA en Zúrich.

“No soy un conspirador porque no recibí nada de sobornos, dijo al ser interrogado sobre si su nombre sería el de uno de los investigados brasileños que la justicia estadounidense tan sólo identifica como conspirador 12.

“Es un momento difícil para la CBF ya que el escándalo salpicó a un expresidedente y actual vicepresidente de la entidad”, agregó el también miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA.

  • La CBF también quitó el nombre de la fachada de su sede en Río de Janeiro, llamada José María Marín en honor al expresidente.

Dijo que no se le puede exigir la renuncia por contratos firmados en la gestión de Marín, de quien fue vicepresidente.

Marín, que presidió la CBF entre 2012 y el pasado abril, es acusado de cobrar sobornos a cambio de conceder los derechos televisivos de la Copa América a la empresa Datisa, según los documentos de la investigación de las autoridades estadounidenses.

Del Nero se abstuvo de hacer una defensa de Marín.

“Es triste pero tenemos que tomar providencias. Quedamos muy chocados pero tenemos que adoptar medidas para defender la CBF. No tenía conocimiento de nada. No firmé ningún contrato en la administración de Marín”, aseguró.

Pese a que el nombre del dirigente no figura en las investigaciones, algunos contratos de la CBF son parte del proceso.

“Ante este momento difícil decidí salir de Suiza y regresar a Río de Janeiro para poder, de forma positiva y concreta, dar las explicaciones necesarias no sólo a las autoridades sino también a la prensa”, afirmó.

Agregó que adoptará las medidas necesarias para aclarar las acusaciones que pesan sobre la CBF, incluso las que justificaron la creación en el Congreso brasileño de una comisión legislativa especial para investigar las irregularidades en el futbol.

La comisión fue creada este viernes a petición del exfutbolista y actual senador Romário de Souza Farías, campeón mundial en 1994 y que desde hace años viene denunciando la corrupción en el futbol.

Sobre las acusaciones de Romário, que le ha llamado corrupto, afirmó que podrá procesarlo.

Del Nero destacó que la CBF, sin ninguna petición y de forma espontánea, ya entregó a la Fiscalía de Río de Janeiro copias de los contratos que están siendo investigados.

La entrega de los documentos fue hecha luego de que el ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo, le pidiera a la Policía Federal abrir una investigación para averiguar si la CBF cometió algún delito relacionado con el caso de corrupción en la FIFA.