Fútbol Internacional

Tottenham, el equipo en alza del futbol inglés

En un venido a menos barrio del norte de Londres, sitio de disturbios hace cuatro años, la construcción del nuevo estadio de Tottenham Hotspur marcha de acuerdo a los planes.      

Por Londres/AFP

Los jugadores del Tottenham saludan a sus aficionados. (Foto Prensa Libre: AFP)
Los jugadores del Tottenham saludan a sus aficionados. (Foto Prensa Libre: AFP)

Murales adyacentes ofrecen un vistazo del que será el nuevo feudo de Tottenham en White Hart Lane a partir de 2018. 

Pero los avances del club en la cancha han sido más vertiginosos que la construcción del estadio con capacidad para 61 mil  aficionados.    

El actual escenario, que con un aforo de 36 mil  butacas ha sido su sede durante 117 años, ahora atestigua al equipo de moda del fútbol inglés, bajo la batuta del técnico argentino Mauricio Pochettino, el volante Dele Alli y el delantero Harry Kane.   

“Se les nota en las miradas, esa sensación, esa energía, tienen la convicción de que pueden lograrlo” , dijo Pochettino sobre sus jugadores.   

Mientras que Leicester ha recibido mucha adulación por inyectarle una dosis de incertidumbre a la pelea por el título esta temporada, Tottenham se ha abierto paso en los puestos de vanguardia de la Liga Premier con su estilo de presión alta y juego vistoso.    

Los comentaristas suelen destacar que Tottenham emergió “sigilosamente” , pero eso refleja la fascinación que despierta Leicester, un equipo que en el lapso de un año pasó de tambalearse con el descenso a liderar la tabla de posiciones.   

Tottenham marcha segundo, apenas dos puntos detrás, tras la victoria 2-1 el domingo de visita al cuarto Manchester City. Los Spurs superan al tercero Arsenal, su adversario del norte de Londres, por mejor diferencia de goles.    

Tottenham siempre ha estado a la sombra de Arsenal, que ganó el último de sus 13 títulos de liga en 2004, dos años antes de mudarse de Highbury, su sede desde 1913, al Emirates Stadium con 60.250 butacas.    

El denominado Día de St. Totteringham, cuando los hinchas de Arsenal celebran que Tottenham siempre está detrás de ellos, podría no darse esta vez tras 20 temporadas seguidas. El empate 1-1 en su último duelo en noviembre confirmó que le brecha se ha achicado.   

Toda la presión se concentra en Arsene Wenger, el entrenador de un Arsenal que no se corona campeón de la liga en 12 años. El mero hecho de clasificarse a la Liga de Campeones al ubicarse entre los cuatro primeros será un logro para Tottenham.    

Aunque Tottenham quedó cuarto tanto en 2010 como en 2012, el equipo nunca estuvo prendido en la lucha por el título durante la segunda mitad de la temporada. Ahora, por primera vez en 31 años, Tottenham se encuentra segundo tras 26 fechas.