Fútbol Internacional

Un Barcelona de récord no se confía de un mermado Celta

Un Barcelona de récord, que ha aumentado hasta 29 el número de partidos como invicto, no se fía de las bajas del Celta, que llegará al Camp Nou con muchas bajas, pero también con el recuerdo de sus buenas actuaciones ante los azulgrana.

Por Barcelona/AFP

Jugadores del Barcelona realizan un entrenamiento previo a enfrentar al Celta de Vigo. (Foto Prensa Libre: EFE).
Jugadores del Barcelona realizan un entrenamiento previo a enfrentar al Celta de Vigo. (Foto Prensa Libre: EFE).

Y es que el Barsa ha perdido dos de los tres últimos partidos jugados contra los gallegos. El año pasado, el Celta infringió una derrota en el Camp Nou  (0-1), una de las cuatro que cedió en el campeonato.

Además, en la primera vuelta, los de Berizzo le dieron un revolcón a los azulgrana, a los que vencieron por 4-1 y encendieron todas las alarmas en el seno del equipo azulgrana.

Pero ahora la historia es diferente. El Barsa acumula tres puntos de ventaja sobre el segundo en la clasificación, el Atlético de Madrid, y cuatro sobre el Real Madrid cuando tiene un partido menos que ambos.

Además el momento de juego de los de Luis Enrique les ha llevado hasta la final de Copa del Rey -tras apabullar en semifinales al Valencia por un 8-1 acumulado- y a ofrecer un juego muy fiable, especialmente en casa.

La racha de partidos como invicto  (29) y que no pierda un encuentro desde el pasado 3 de octubre  (2-1 ante el Sevilla) dan una idea del estado de los de Luis Enrique.

Para medirse al Celta, el asturiano echará mano de su once de gala, puesto que muchos de ellos descansaron en la vuelta copera ante el Valencia del pasado miércoles.

Las principales dudas son las de Leo Messi, que se sometió a una litotricia para solventar un problema renal, y la de Arda Turan, aunque ambos se han ejercitado los últimos días sin problemas.

Precisamente la presencia del turco o del croata Ivan Rakitic es la principal duda de Luis Enrique en el centro del campo. En el resto de posiciones todo parece claro.

Por lo que respecta al Celta, los de Berizzo están reforzados por la imagen ofrecida ante el Sevilla en Copa, pero mermados por la plaga de bajas que ha dejado a Berizzo con sólo 14 jugadores de la primera plantilla.

El descomunal esfuerzo realizado el pasado jueves y la ausencia de tres de los habituales titulares -el defensa Sergi Gómez y los atacantes Iago Aspas y Orellana- obligarán al técnico argentino a realizar algunas rotaciones en su once, si bien es cierto que no tiene mucho donde elegir, pues Bongonda también está sancionado y Nolito y Fontás siguen lesionados.

Sergio Álvarez regresará a la portería, al igual que el argentino Gustavo Cabral y Jonny a la línea defensiva tras ser suplentes en la Copa. El primero formará con Hugo Mallo en el centro del eje, mientras que el segundo actuará en el costado derecho. Planas repetirá en el izquierdo.

Tras actuar como falso lateral frente al Sevilla, el danés Daniel Wass volverá al centro del campo. Formará en la línea de tres volantes que completarán Tucu Hernández como enganche con el delantero sueco John Guidetti y Beauvue en el extremo izquierdo.

El serbio Radoja y el chileno Marcelo Díaz, al que Berizzo ya le ha dado el mando del equipo en la zona de creación, aportarán el músculo al doble pivote.

El Celta puede presumir de ser uno de los tres equipos que este curso ha doblegado al Barsa de Luis Enrique, al que en la primera vuelta goleó 4-1 en una de sus mejores actuaciones de la temporada.

Con el recuerdo del triunfo de la pasada temporada, cuando un solitario tanto del argentino Larrivey permitió poner fin a 73 años sin ganar en el estadio culé, los celestes buscarán este domingo convertirse en el primer equipo en ganar dos veces al conjunto catalán esta temporada.