Fútbol Internacional

Un Valencia muy serio gana bien al Athletic y se aleja del descenso

El Valencia más serio de la temporada ofreció una gran imagen ante el Athletic Club, al que superó con autoridad por 2-0, en un encuentro en el que el conjunto vasco jugó en inferioridad numérica durante casi toda la segunda mitad debido a la lesión de Aritz Aduriz.

Por Valencia/EFE

Valencia celebran el segundo gol del equipo, anotado por Simone Zaza. (Foto Prensa Libre: EFE)
Valencia celebran el segundo gol del equipo, anotado por Simone Zaza. (Foto Prensa Libre: EFE)

Comenzó el conjunto vasco dominando el partido, con posesiones largas y muy bien asentando sobre el terreno de juego. A los doce minutos San José se sacó una asistencia de lujo que dejó a Íñigo Lekue solo ante Diego Alves, pero el meta brasileño se lució y evitó un gol cantado.

En la siguiente jugada, una recuperación del argentino Enzo Pérez en la línea de tres cuartos permitió al chileno Fabián Orellana habilitar con un sutil pase a Nani que remató de primeras cruzando el balón para adelantar al Valencia en el marcador.

El conjunto local mostró una seriedad y contundencia en su juego apenas visto esta temporada lo que propició que el Athletic apenas encontrara fisuras para acercarse con peligro al área valencianista.

El doble pivote formado por Pérez y Dani Parejo funcionó a la perfección, con el argentino brillando en las labores de contención y el de Coslada dando una gran fluidez en la conducción de juego de los valencianistas.





El Valencia con el partido bien controlado buscó en el tramo final del primer acto sorprender al contragolpe fruto de una buena presión. Así, en el minuto 43 Orellana se mostró excesivamente generoso en el área y en lugar de rematar buscó con un pase atrás al italiano Simone Zaza, pero la zaga bilbaína conjuró la ocasión.

En el tiempo de prolongación, un nuevo robo del Valencia en el campo del Athletic permitió a los de Voro una rápida transición en la que Munir El Haddadi habilitó a Zaza solo ante Iraizoz, lo que aprovechó el internacional italiano para marcar el 2-0, su primer gol como valencianista.

Con intensidad

En la reanudación del partido, el Athletic salió decidido en busca de un gol que le metiera de nuevo en el partido, un mensaje que reforzó el técnico Ernesto Valverde con un doble cambio ofensivo dando entrada a los cinco minutos a Aduriz e Iñaki Williams.

Sin embargo, la mala fortuna se alió con el Athletic, ya que Aduriz se lesionó en su primera carrera y tuvo que abandonar el terreno de juego, dejando a su equipo en inferioridad numérica, ya que Valverde ya había consumido los tres cambios tras la lesión del francés Aymeric Laporte en el primer tiempo.





Los de Voro supieron interpretar bien la nueva coyuntura del partido, con posesiones largas, jugando con paciencia, a la espera de encontrar el hueco para anotar un tercer tanto que se antojaba definitivo.

Con Orellana en la media punta, el Valencia ha encontrado el jugador que le da ese plus de calidad y visión de juego en los metros finales. El chileno estuvo soberbio, lo hizo todo bien y, junto a Parejo, fue el generador de todo el juego ofensivo de su equipo.

Aunque se mascaba el tercer gol del Valencia, Williams, en una gran acción personal, la tuvo para el Athletic, a un cuarto de hora del final, pero de nuevo apareció providencial la figura de Alves.

En el tramo final, el Athletic buscó con más pasión que cabeza el gol ante un Valencia que esperaba atrás para sacar provecho de algún contragolpe, aunque al final no hubo variaciones en el marcador y el cuadro local se aleja ya en siete puntos de la zona de descenso.