Fútbol Nacional

Bicolor se mide con El Salvador, rival al que ha dominado en varias ocasiones.

Casi siete meses han pasado desde que midieron fuerzas en la Copa Centroamericana —3 de septiembre de 2014—, y hoy, sin un objetivo competitivo pero sí de preparación, las selecciones de Guatemala y El Salvador se enfrentarán por 69 ocasión.

Por Edwin Fajardo

Carlos Ruiz —d- durante el entreno junto a Ángelo Padilla, en el Estadio Stubhub Center de Carson, California.
Carlos Ruiz —d- durante el entreno junto a Ángelo Padilla, en el Estadio Stubhub Center de Carson, California.

Con el recuerdo aún fresco de ese último encuentro, el que ganó la Bicolor por 2-1 con un doblete del volante del Sounders de Seattle, Marco Pablo Pappa, mientras que por la Selecta descontó Rafael Burgos, ambas selecciones llegan enfocadas en seguir afinando su preparación para la segunda ronda de la eliminatoria de la Concacaf hacia el Mundial de Rusia 2018 y la Copa Oro.

Los dos representativos llegan al enfrentamiento arrastrando derrotas de la jornada previa de la fecha Fifa. Guatemala perdió por la mínima diferencia ante Canadá, y El Salvador cayó 2-0 frente a Argentina.

La historia indica una paternidad de Guatemala hacia El Salvador. En 68 enfrentamientos, los guatemaltecos acumulan 28 triunfos y los salvadoreños, 17. Han empatado 23 veces.

La estrategia

El proyecto futbolístico de Iván Franco Sopegno con la Azul y Blanco parece comenzar a madurar y a fortalecerse, después de que en la Copa Centroamericana tomara forma e identidad.

Transiciones rápidas, bloques compactos, balón a ras de suelo, pressing y cooperación defensiva son los tintes especiales del modelo de juego del técnico rosarino que ante Canadá, al igual que durante la Copa Centroamericana, se observaron.

Arropado en su sistema de juego: 1-3-4-2-1, Sopegno buscará ante los salvadoreños consolidar su idea futbolística y todo pareciera indicar que saltará con su cuadro estelar, después de que en el duelo con los de la hoja de maple probó a varias piezas e hizo debutar a otras —Stefano Cincotta, Moisés Hernández y Aslinn Rodas—.

Aquel tridente ofensivo que tanta magia derrochó en la Copa Uncaf —José Manuel Contreras, Marco Pablo Pappa y Carlos Ruiz— será la principal arma del conjunto nacional para buscar las anotaciones.

En el ensayo ante Canadá, los tres futbolistas solo estuvieron juntos en la última media hora del juego, lo que les bastó para generarle peligro y problemas a la zaga rival. Los tres hombres más adelantados en ese duelo desde el inicio fueron Rodas, de Xelajú MC; Contreras, de los cremas, y el delantero del Carmelita de Costa Rica, Ángelo Padilla.

El gran pecado del conjunto nacional en su examen previo ante Canadá fue la definición, situación que Sopegno intentará revertir con su amuleto ofensivo: Contreras, Pappa y Ruiz, tomando también en cuenta que el rival, dirigido por el español Albert Roca, en su último juego ante Argentina salió con una línea de cinco defensas, cuatro mediocampistas y un delantero, aunque este afirmó en la previa que saldrá en búsqueda del triunfo.

Los últimos enfrentamientos contra El Salvador