Fútbol Nacional

Ruiz buscará ser un ferrari en el clásico 292 después de haber bajado cinco kilos

El capitán y referente de Municipal, Carlos "el Pescado" Ruiz, señaló que se siente mejor físicamente, luego de haber bajado de peso por “decisión propia”. El goleador promete que su “carrocería estará bien armada” para el duelo.

Por Edwin Fajardo

Carlos Humberto Ruiz domina el esférico ante el asedio de Claudio Albizuris, en la práctica de los ediles de este jueves, en el estadio Manuel Felipe Carrera. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente)
Carlos Humberto Ruiz domina el esférico ante el asedio de Claudio Albizuris, en la práctica de los ediles de este jueves, en el estadio Manuel Felipe Carrera. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente)

“Fue una decisión mía. En los partidos contra Estados Unidos quería estar rápido y logré bajar cinco kilos (11 libras) antes de esos juegos. Y me siento bien. Lo hice también por mi propia salud”, relata el 20 de los rojos.

“En la posición en la que yo juego tenés que tener la carrocería bien armada porque siempre estás de espalda y no podes ser tan débil. Me siento bien físicamente. He venido de menos a más en el torneo”, agrega el máximo anotador con la Selección Nacional.

Cumplir al pie de la letra una dieta especial le ayudó a "el Pescado" para ponerse a tono físicamente en las dos semanas que estuvo concentrado con la Bicolor.

“En la Federación me preocupé por desayunar y cenar poco, comer ensaladas y no ingerir nada de azúcar”, adhiere el estandarte escarlata.

“Regresé a las rutinas que tenía en Estados Unidos y México, y que lastimosamente en Guatemala había perdido”, indica.

Ruiz promete que si sus compañeros dejan en el olvido el futbol irregular que han mostrado en las últimas cinco fechas, el clásico 292 será el mejor de su carrera.

“Mi mejor clásico será el de este domingo. Debemos olvidarnos de los últimos cinco juegos. Si empezamos a inventar nos irá mal. Municipal es uno de los llamados a pelear por el campeonato”, explica Ruiz.

“Regresé a las rutinas que tenía en Estados Unidos y México, y que lastimosamente en Guatemala había perdido”, indicó Carlos Ruiz.

“Anotar siempre es bueno, pero el resultado es el que reconforta. Estoy buscando objetivos grupales. Ya fui goleador y no gané absolutamente nada. Es ridículo pensar en lo individual. En los equipos grandes debe buscarse siempre lo colectivo”, afirma.

Uno de los grandes sueños de Carlos Ruiz es que para el clásico 292 el estadio Mateo Flores logre pintarse de rojo profundo.

“Espero que el estadio se llene. Ojalá y lleguen los 17 mil 600 seguidores para que todo sea un buen espectáculo y que no haya ningún tipo de problema”, expone el último anotador de los rojos, en la fecha 17 contra Cobán Imperial.

“El gran problema que tiene Municipal es la gente que intente dividir a la afición, quienes lastimosamente están en los medios de comunicación. Es un problema con el que hay que lidiar”, puntualiza un poco contrariado Carlos Humberto.



Carlos Ruiz mantuvo una buena condición física con su anterior preparador físico, el argentino Ezequiel Barril. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Carlos Ruiz mantuvo una buena condición física con su anterior preparador físico, el argentino Ezequiel Barril. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)