Fútbol Nacional

Con la metamorfosis obligada por la Conred, el Mateo Flores está listo para la eliminatoria

Tres años después de que la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) emitiera su primer informe de evaluación técnica —8 de mayo del 2012—, el mítico estadio Mateo Flores se encamina a dejar una imagen de viejo e inseguro.

Por Edwin Fajardo

Vista panorámica del coloso de la zona 5, que se reporta listo para albergar juegos de la Sele. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
Vista panorámica del coloso de la zona 5, que se reporta listo para albergar juegos de la Sele. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

Con el peso aún de la tragedia del 16 de octubre de 1996, cuando perecieron 83 aficionados por una avalancha humana y de la que hoy se conmemoran 19 años, el coloso de la zona 5 luce reformado en seguridad y en temas de prevención por los múltiples cambios a los que ha sido sometido por las recomendaciones de la Conred y de la propia Federación Internacional de Futbol Asociado (Fifa).

Instalación de chapas electromagnéticas, remoción de butacas, ampliación y construcción de rutas de salida e ingreso, remodelación de rampas para la evacuación de aficionados, señalización y pintura son parte de los trabajos efectuados en el estadio, inaugurado hace 65 años, el 25 de febrero de 1950.





Preparado

Testigo de grandes hazañas en el deporte, el máximo recinto deportivo se reporta listo para el debut de la Bicolor en la cuarta ronda clasificatoria de la Concacaf a Rusia 2018, que se dará en menos de un mes —13 de noviembre, frente a Trinidad y Tobago, a las 20.06 horas—.

“Hemos cumplido al cien por cien con los últimos requerimientos solicitados por la Conred, situación que nos llena de mucha satisfacción”, señala Carlos López, director regional de Instalaciones Deportivas de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG).



Carlos López, de la CDAG, muestra el tablero de botones que controla las 19 puertas de emergencia colocadas en el Mateo Flores. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
Carlos López, de la CDAG, muestra el tablero de botones que controla las 19 puertas de emergencia colocadas en el Mateo Flores. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)


Uno de los mayores dilemas, de cara a la competencia de la Azul y Blanco, sigue estando en el aforo autorizado por la Conred.

Además del partido con los trinitenses, la Sele, que integra el grupo C, recibirá a Estados Unidos —25 de marzo del 2016— y a San Vicente y las Granadinas —seis de septiembre del 2016—.

Según el último informe, del 5 de junio de este año, la capacidad máxima es de 18 mil 313 seguidores, que se ha ido aumentando paulatinamente por la Conred, en referencia con los avances de la CDAG.

La penúltima evolución en el aforo se dio el 25 de febrero, cuando Conred autorizó el ingreso de 15 mil 467 seguidores.

El 26 de agosto del año pasado se había aumentado la capacidad a 12 mil 519 aficionados, para el partido entre Municipal y Pachuca de México, juego válido por la edición pasada de la Concacaf.





La reducción abrupta en el volumen de los seguidores que podían ingresar en el estadio que nació con el nombre de Revolución sucedió el 5 de junio del 2013, cuando únicamente se permitió la afluencia de cuatro mil 72.

“No hemos tenido ninguna comunicación con la Conred por el momento. La última se dio en la visita que efectuaron el 3 de junio. Esperamos que se aumente el aforo”, refiere López.

David de León, vocero de la Conred, refiere que no han programado una nueva visita de supervisión, porque la CDAG no la ha solicitado.





“Estamos a la espera de que se nos informe que nuestros requerimientos fueron cumplidos. En el último detalle indicamos que había que implementar nuevas puertas de evacuación y mejorar las rampas, entre otras cosas”, explica de León.

“El proceso para que nos soliciten el incremento del aforo lleva un tiempo especial, y debe haber concluido a cabalidad con todas las recomendaciones”, agrega De León.

Renato Durán, secretario general administrativo de la Federación de Futbol de Guatemala, apunta que desde hace dos semanas ingresaron un requerimiento a la CDAG para solicitar el uso del estadio y que se aumente el aforo.

“Les solicitamos el uso del estadio y que se analice la posibilidad de maximizar la capacidad para que más afición tenga la oportunidad de ver a la Selección”, dice Durán.

Ahora, todo dependerá de cuándo la CDAG haga la solicitud a la Conred, para establecer cuántos boletos se podrán poner a la venta para el duelo del 13 de noviembre.