Fútbol Nacional

El árbitro Éver López considera la jugada entre Contreras y Bastos como "una acción futbolera"

Una jugada fortuita dejó al brasileño Roger Bastos, de Cobán Imperial, y a José Manuel Contreras, lesionados. El árbitro del encuentro, Éver López, aseguró que la jugada fue normal, pero muy rápida. 

Por Francisco Sánchez

El árbitro Éver López considera la jugada del "Moyo" Contreras y Roger Bastos como fortuita. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar)
El árbitro Éver López considera la jugada del "Moyo" Contreras y Roger Bastos como fortuita. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar)

La acción que dejó a Bastos con una fractura en la nariz y a Contreras con una sutura en la mano, generó malestar en el plantel cobanero, porque algunos de sus integrantes consideran que el capitán antigüeño llegó con mala intención y exigieron que sea castigado.

“Fue algo muy futbolero. Fue una jugada muy rápida. Uno como árbitro se centra en la acción que va a suceder abajo,  porque es allí donde está el balón. No ve mucho lo de arriba. La verdad es que me impactó cuando vi   al jugador con la nariz rota, pero juzgamos que fue una jugada normal”, refirió el silbante Éver López.

Agregó que no puede  asegurar si en realidad hubo mala intención por parte de Contreras y abogó para que los jugadores no apelen al juego recio, porque el futbol no se trata de eso.

López argumentó que ya presentó el informe arbitral y que consignó lo que apreció en la jugada. Además, indicó que no le mostró tarjeta amarilla a Contreras porque no fue una acción temeraria.

“Esas jugadas que a nosotros los árbitros nos ayudan a crecer, se toman como futboleras, choque fortuito, uso de fuerza excesiva o agresión. La catalogamos como una jugada fortuita”, indicó Éver López.





En recuperación

Bastos deberá esperar unas ocho semanas para volver a jugar, según aseguró el club en un comunicado en su cuenta oficial de Facebook, mientras que Contreras, quien además de la herida en la mano sufrió un fuerte golpe en las costillas y espera volver al terreno de las acciones cuando sea posible.

Algunos aficionados cobaneros amenazaron al mediocampista antigüeño, quien visitará el estadio Verapaz  en noviembre próximo.