Fútbol Nacional

El sentimiento de Cuilapita con la Selección

El volante entró de cambio en los últimos dos juegos que disputó la Selección —ante Bermudas— y acumuló 38 minutos, el jugador crema sueña con trascender en la Azul y Blanco.

Por Edwin Fajardo

Mejía tiene toda la confianza del entrenador argentino Iván Franco Sopegno. (Foto Prensa Libre: Norvin Méndoza)
Mejía tiene toda la confianza del entrenador argentino Iván Franco Sopegno. (Foto Prensa Libre: Norvin Méndoza)

esde que Carlos Anselmo Mejía disputó sus primeros minutos con la camisola Azul y Blanco —amistoso ante Nicaragua, el 4 de agosto de 2014—, su vida tomó un nuevo rumbo y sentido.

“El técnico me ha dado mucha confianza. Reconozco que soy un privilegiado”, señaló Mejía.

Pieza clave para que Comunicaciones levantara su quinta y sexta corona en forma consecutiva, la carrera futbolística del Cuilapita Mejía sigue burbujeando de buena manera.

Su crecimiento no ha pasado desapercibido por el seleccionador Iván Franco Sopegno, quien además de darle minutos en la fase premundialista ante Bermudas, lo acaba de confirmar dentro del grupo de los 23 seleccionados que representarán a Guatemala en la próxima edición de la Copa Oro.

“Es una bonita responsabilidad la que me han dado. Quiero hacer un buen papel y sueño con poner el nombre de Guatemala en lo más alto”, refiere un ilusionado Mejía.

“El técnico me ha dado mucha confianza. Reconozco que soy un privilegiado. Prometo dar mi mejor esfuerzo para compensar toda la fe que están poniendo en mí. Junto a mis compañeros queremos hacer un buen papel en la Copa Oro, para que las convocatorias sigan viniendo”, agregó el volante diestro de 23 años.

Respecto del amistoso del próximo viernes contra Estados Unidos, el hijo pródigo de Cuilapa, Santa Rosa, lo cataloga como “difícil y de aprendizaje”.

“Será un partido duro, pero en el que no dejas de aprender. No queremos repetir los errores que tuvimos en los amistosos ante México —derrota de 3-0— y Uruguay —revés de 5-1—, aunque solo jugando con esas selecciones podemos elevar el nivel de juego”, puntualizó Mejía, quien aprovechó para lamentar los hechos violentos que se han suscitado en su pueblo natal.

“Soy muy feliz cada vez que llego a compartir con mi gente. Siempre me motivan a seguir en mi sueño y me saludan con gran aprecio, pero lamento todo lo que ha pasado en estos últimos días”, dijo Mejía.