Fútbol Nacional

Encuentro fraternal para El Loco Flores

Rogelio Flores recibió una grata sorpresa luego de ver entrar a su señora madre y hermana a la Concentración de la Selección. Dos años habían pasado desde la última vez  que se vieron. 

Por Carlos Vicente

Rogelio Flores junto a su hermana Valeska (izquierda) y su madre Thelma (derecha). (Foto Prensa Libre: ACD)
Rogelio Flores junto a su hermana Valeska (izquierda) y su madre Thelma (derecha). (Foto Prensa Libre: ACD)

Bromea, ríe, exige, grita, patea, corre; repentinamente se queda serio, pero no se sabe si se encuentra en estado de serenidad o pensando en una nueva locura; así de simple es definir a Rogelio el Loco Flores, uno de los bastiones más importantes en el cuerpo técnico de la Selección.

El entrenador de arqueros también  tiene su lado sentimental y lo demostró este domingo cuando vio llegar a su madre  Thelma y su hermana Valeska, procedentes de Nueva Jersey. Las dos viajaron para visitar al Colocho Flore en la concentración de la Azul y Blanco.

“Hace dos años que no veo a Rogelio desde la última vez que vinieron a Washington. Yo lo quiero mucho que Dios le permite hacer un gran trabajo porque se lo merece y lo ha hecho toda su vida con el amor de jugador que tiene”, señaló doña Thelma. 

Flores señaló sentirse satisfecho de poder contar con su progenitora, ya que a pesar de tener dos operaciones del corazón “Dios la mantiene con vida”.

“Mi mamá tiene dos operaciones al Corazón y Dios me da la oportunidad de tener una gran madres, que a sus siete hijos nos apoyó y ayudó. Lo más importante nos hizo personas de bien”, indico Flores. 

Una de las anécdotas que cuenta el loco, es de qué pudo defender el pórtico del equipo de su madre, que era Municipal.  “Siempre me la paso pensando en mi viejita”, señaló el Colocho.