Fútbol Nacional

El estadio Mateo Flores es la prioridad para la CDAG

Para el 2015 la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG) tiene previsto hacer una inversión de Q2 millones para terminar los trabajos de seguridad y mejoras al Estadio Nacional Mateo Flores, recomendadas por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Por CARLOS VICENTE

El objetivo que se traza el Comité Ejecutivo de la CDAG es iniciar los trabajos en febrero próximo y tener listo el recinto deportivo, antes de que inicie la participación de Guatemala en las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.

La CDAG tiene un tiempo aproximado de medio año para terminar las reparaciones correspondientes.

“Eso es un aproximado de lo que se puede invertir en el 2015 para terminar los trabajos requeridos en el estadio nacional. La general norte es el área que más atención requiere hasta el momento. En lo que se refiere a la ampliación de pasillos, rampas de acceso, pasamanos y otras recomendaciones ya casi están concluidos”, señaló Érick Acevedo, miembro del Comité Ejecutivo de la CDAG.

Petición

El presidente de la Federación de Futbol de Guatemala (Fedefutbol), Brayan Jiménez, espera que el aforo para la instalación deportiva sea de 25 mil a 30 mil para los juegos de la Selección Nacional.

Según Acevedo, se busca que la capacidad llegue a la primera cifra, pero podría ser menos porque la ampliación de los pasillos ha requerido quitar butacas.

“El 12 de enero iniciamos las actividades y una de las prioridades son los trabajos del Mateo Flores, esperamos que en febrero la Conred pueda hacer otra avaluación y luego determinar lo que resta para que se dé un dictamen final y ellos nos digan finalmente la cantidad de gente que puede albergar el estadio”, manifestó el directivo. Hasta el momento, el recinto cuenta con una aforo de 12 mil 400 personas.

Revisión

La última evaluación que la Conred le hizo al Estadio Nacional Mateo Flores se efectuó en agosto último.

En esta inspección, la institución aumentó el aforo a 12 mil 400 personas.

En una revisión anterior efectuada en el 2013, la misma entidad dictaminó que solo podían estar cuatro mil 400.