Fútbol Nacional

Exárbitro mexicano Felipe Ramos Rizo vuelve a poner en duda la capacidad del silbante guatemalteco Wálter López

El nombramiento del silbante nacional Wálter Alexánder López para impartir justicia en la final de la Copa Oro 2017 no fue del agrado del exárbitro mexicano Felipe Ramos Rizo, quien calificó como "sorpresiva" la designación.

Por Edwin Fajardo

El analista arbitral mexicano Felipe Ramos Rizo desaprueba el nombramiento del guatemalteco Wálter Aléxnader López para la final de la Copa Oro 2017 que disputarán Estados Unidos y Jamaica (Foto Prensa Libre: tomada de internet)
El analista arbitral mexicano Felipe Ramos Rizo desaprueba el nombramiento del guatemalteco Wálter Aléxnader López para la final de la Copa Oro 2017 que disputarán Estados Unidos y Jamaica (Foto Prensa Libre: tomada de internet)
"Sorpresivamene fue designado el guatemalteco Walter López para la final de Copa Oro, apuntándose fuertemente para la Copa del Mundo", escribió en su perfil de Twitter el ahora analista de la cadena televisiva ESPN.

Para el azteca, existen mejores silbantes en el área que el guatemalteco López, quien junto a su hermano Gerson y el también nacional Hermenérito Leal, se encargarán de llevar las riendas del partido entre Estados Unidos y Jamaica, a disputarse este miércoles a partir de las 19.30 horas.

"No me parece un árbitro de alto nivel", agregó Ramos Rizo, en respuesta a un comentario de un usuario.

"Creo que hay mejores que él", añadió el exsilbante quien siempre ha criticado los constantes nombramientos de Wálter López por parte de la Concacaf.

El mexicano, antes de que se diera a conocer la designación, había creado una encuesta en su perfil de Twitter acerca de sus dos candidatos para arbitrar la final, el mexicano César Ramos y el costarricense Ricardo Montero.

¿Quién es Wálter López?

Los sueños y pensamientos que azotaron la mente de Wálter Alexánder cuando comenzó a arbitrar a los 16 años en los extintos campos del Irtra de la zona 12 se han ido cumpliendo a través de su trayectoria de 18 años.

“Comencé como asistente y visor. En los campos del Irtra mi padre —su forjador— me mandó a las gradas para que aprendiera mejor. Era aburrido; observaba sentado hasta cinco partidos, pero fue productivo al final”, cuenta lleno de nostalgia el también Bachiller Industrial.

Cinco torneos de la Federación Internacional de Futbol Asociación (Fifa), de ellos el Mundial de Brasil 2014 y la final del Mundial de Clubes de ese mismo año, más de trescientos partidos en la Liga Nacional, 18 clásicos y 12 finales, se conjugan para ser la mejor carta de presentación del fiel admirador del exsilbante guatemalteco Carlos Batres.

“El italiano Pierluigi Colina fue un ícono, pero lo que hacía Carlos Batres era sensacional. Tenía una personalidad envidiable. Nunca fue explosivo”, señala el cuarto hijo, de nueve, del matrimonio entre Miguel López Castillo y María Guadalupe Castellanos.

El lunes 2 de mayo quedará tatuado en el corazón del profesional de 35 años. En esa fecha recibió la notificación oficial de Fifa de que su nombre figuraba en el listado de árbitros que estarían en Río 2016.