Fútbol Nacional

Kevin Santamaría culpa a Municipal por su suspensión 

“Nos pusieron algo en  la bebida para que rindiéramos mejor en la final de vuelta y revirtiéramos el marcador (2-0)  por el tema del hexa. Ellos —Municipal— no están haciendo bien las cosas y lastimosamente se llevan a  cuatro familias por delante”, aseveró ayer, vía telefónica, el exvolante salvadoreño de los rojos, Kevin Santamaría, respecto de  su suspensión de dos años por dopaje.

Por Edwin Fajardo

Kevin Santamaría (d) y su abogado, Gustavo Juárez, esperan la notificación oficial, para tomar medidas sobre el caso de dopaje. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Kevin Santamaría (d) y su abogado, Gustavo Juárez, esperan la notificación oficial, para tomar medidas sobre el caso de dopaje. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Kevin Santamaría disputó 71 minutos en la final de vuelta del Clausura 2015  frente a Comunicaciones, y fue uno de los jugadores que se realizó la prueba de dopaje durantes la fase final del torneo. 

“Me da mucha tristeza la sanción. Mata mi carrera y las posibilidades que tengo de crecer en el futbol. Me quita mucho la ilusión. Esperamos con mi abogado la notificación, porque aún no la hemos recibido.  No me voy  a quedar con los brazos cruzados”, agregó el futbolista de 24 años.

Santamaría indicó que serviría que el expreparador físico rojo, el argentino Ezequiel Barril, diera su versión de los hechos porque “el club chantajeó al doctor”.

“Salimos cuatro con la misma sustancia, todo es muy raro.  Yo nunca tomé eso. Hablé con el doctor —Héctor López—, y me dijo que yo no ingerí nada. Él tiene bien claro todo, pero desde que se reunió con el club, ya nunca me contestó. Lo chantajearon”.

“Ezequiel nos daba suplementos. Él tiene un listado de los jugadores que los consumían. El Pescado —Carlos— Ruiz los tomaba, y en la Selección de Guatemala también lo hacen”, sentenció.



Kevin Santamaría festeja uno de sus goles con el equipo escarlata. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Kevin Santamaría festeja uno de sus goles con el equipo escarlata. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)