Fútbol Nacional

La tecnología al alcance del futbol nacional

Saber cuántos kilómetros recorre un jugador durante un entrenamiento o partido de futbol, así como las áreas por las que más se moviliza dentro del campo, es posible gracias al uso de los chalecos con Sistema de Posicionamiento Global (GPS).

Por Francisco Sánchez / Guatemala

César Ramírez, científico del deporte, realiza las pruebas con el GPS en Municipal. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
César Ramírez, científico del deporte, realiza las pruebas con el GPS en Municipal. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

Pero eso no es todo. La implementación de esta tecnología también arroja datos importantes como aceleraciones y desaceleraciones, frecuencia cardiaca, intensidad, remates, pases y saltos, entre otros.

Además, toda la información satelital, que es procesada en un ordenador a través de un  software específico, muestra  los niveles de fatiga de los futbolistas y puede ser aprovechada para prevenir lesiones y ayudar en la recuperación.  

Hasta ahora, en Guatemala los  GPS en chalecos especiales únicamente son utilizados por los equipos de Comunicaciones, Municipal y Antigua GFC, en la Liga Nacional.

Otros clubes más modestos todavía desconocen la importancia de su funcionamiento, no cuentan con los  recursos económicos para adquirirlos —entre US$400 y US$1 mil 700— o  no les interesa.





VALIOSA HERRAMIENTA

Desde que la tecnología fue implementada por Comunicaciones, en octubre del 2016, el equipo ha tenido mejores resultados  físicos en  sus jugadores, según Rodolfo González, preparador físico.

Actualmente el club albo posee unos 45 chalecos y 15 unidades de GPS.

“Esto nos ayuda a analizar los desplazamientos que tiene cada jugador. Básicamente nos ofrece datos que luego nosotros —cuerpo técnico— analizamos y tratamos de aprovechar al máximo”, expresó el preparador González.

“Siempre digo que no podemos perder la frescura dentro del futbol, pero también  debemos ser inteligentes y usar todo lo que son herramientas tecnológicas”, refirió.

El preparador crema explica que si bien los datos que ofrece la tecnología no son determinantes, resultan de mucho beneficio.

“Nos da una respuesta interna sobre el jugador, pero también nos brinda una respuesta externa que  indica si debemos mesurar una carga”, indicó.