Fútbol Nacional

Los hermanos Barros comparten el amor por el futbol. Ahora en Rosario FC

Como en anteriores ocasiones, los hermanos Carlos y Paulo Barros vuelven a estar juntos en un mismo equipo —Rosario FC—, gracias al futbol, el deporte de sus amores.

Por Raúl Juárez / Quetzaltenango

Los hermanos Carlos (derecha) y Pablo Barros han jugado juntos en cuatro equipos. Este torneo lo harán en la Primera División. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)
Los hermanos Carlos (derecha) y Pablo Barros han jugado juntos en cuatro equipos. Este torneo lo harán en la Primera División. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

Guiados por el amor y la disciplina de su padre y entrenador Paulo César Barros —q.e.p.d.—, los futbolistas han formado una carrera y lazos de hermandad que el deporte se ha encargado de estrechar.

Oriundos de Quetzaltenango y de ascendencia brasileña, por su padre,    tienen la oportunidad de compartir equipo por cuarta ocasión.

Desde muy pequeños se dedicaron al futbol. Aunque parte de su formación la tuvieron en el Xelajú MC,  el balompié los vio debutar en distintos equipos.

Paulo, de 29 años, comenzó su carrera profesional en Xelajú MC, luego jugó en Aurora y Coatepeque, en los que  fue  entrenado por su padre.

Carlos se inició en Suchi, equipo  al que posteriormente se unió su hermano para jugar por primera vez juntos.

Pablo Barros es el más experimentado de los hermanos. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)
Pablo Barros es el más experimentado de los hermanos. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

En el 2015, ambos regresaron para destacar en la que fuera su casa de formación, Xelajú MC.

Con los chivos estuvieron una temporada y luego se marcharon  a los toros de  Malacateco, del  2016 hasta el torneo anterior.

Esta nueva temporada comienzan juntos un nuevo reto en Rosario FC.

“Gracias a Dios, tenemos una nueva oportunidad de compartir equipo. Son cosas del destino. Jamás uno ha interferido para la contratación del otro”, explicó Carlos, de 26 años.

Para Paulo es una buena oportunidad de ayudar a un club de la ciudad donde nacieron.

“Tenemos el compromiso de siempre. Buscaremos ascender a Rosario a FC a la Liga Nacional”, agregó el mayor de los hermanos.