Fútbol Nacional

Mario Escobar: “Hace seis meses todos decían que era rojo”

Lleno de tranquilidad y mesura, Mario Escobar Toca, el árbitro del clásico 287 que se disputó ayer, se pronunció respecto al comunicado que emitieron jugadores y cuerpo técnico de Municipal, en el que aducen “insultos y desprecios” de él.

Por Edwin Fajardo

Mario Escobar le muestra una tarjeta amarilla a un jugador de Municipal, en el encuentro contra los cremas, en el clásico 287 (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
Mario Escobar le muestra una tarjeta amarilla a un jugador de Municipal, en el encuentro contra los cremas, en el clásico 287 (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

“Ellos tienen derecho de expresarse, están en libertad de hacerlo”, admitió el silbante, quien aprovechó para enfatizar que sus señalamientos nunca han ido en perjuicio de Municipal.

“Hace seis meses en la final anterior de ida, donde dejé de sancionar dos penaltis, todos decían que era rojo; y ahora me señalan como crema. Como árbitro ya estoy acostumbrado a eso. Trato de ser imparcial siempre”, refirió el hijo del exárbitro Mario Efraín Escobar.

Referente a la jugada polémica del clásico 287, que incluyó una mano de José Contreras en la primera anotación alba, el juez dijo que la Comisión Arbitral no le permite hablar sobre esas acciones.

“La Comisión Arbitral no nos permite hablar de ese tipo de jugadas. Los señalamientos de los rojos no me quitan el sueño, al contrario sigo preparándome profesionalmente”, agregó.

Escobar se mostró también sorprendido por las denuncias rojas, respecto a insultos de él. “Jamás los he insultado, no soy de ese tipo de árbitros retadores. Desde allí dejan mucho de desear”, manifestó.

Toca, quien el 11 de junio arbitrará el juego eliminatorio a Rusia 2018 entre República Dominicana y Belice, fue enfático al mencionar los motivos de la expulsión del timonel de la nave escarlata, Enzo Trossero.

“Tuvo una actitud no profesional, de aquellas que dejan mucho que desear”, puntualizó.